El reto de Macron: conjugar estado de bienestar y estabilidad presupuestaria

El reto de Macron: conjugar estado de bienestar y estabilidad presupuestaria

Marta Isern

10/12/2018 16:54

"Es muy difícil conjugar la presión para estabilizar las cuentas públicas con el desarrollo de un estado de bienestar que cada vez consume más recursos", señala Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor del IE Business School, como principal reto de Emmanuel Macron al frente del gobierno francés en medio de la crisis de los Chalecos Amarillos.

Hay más gastos en sanidad y en pensiones porque hay más mayores. "Esa cuadratura del círculo que es aumentar las prestaciones del estado del bienestar y la estabilidad de los presupuestos lleva a situaciones políticas muy conflictivas", analiza el experto en este podcast.



Pensiones más elevadas, un aumento del salario mínimo, la derogación de otros impuestos o la restauración de un impuesto a la riqueza son algunas de las peticiones que se han sumado ante el auge del movimiento. Un movimiento que se originó entre la clase media/baja rural francesa, que en un principio se alzó en contra de un nuevo impuesto ecológico sobre el combustible y que ahora ha tomado una nueva dimensión y se ha trasladado a otros grupos, como estudiantes, anarquistas o incluso grupos antiinmigrantes.

Macron se enfrenta a un momento crucial. Ha tardado tiempo en reaccionar y ahora la gente espera un gran gesto por su parte. Según expertos políticos, el primer ministro francés deberá admitir sus errores, mantener la esencia de su mandato y ofrecer una nueva secuencia de prioridades.

Paralelamente, Francia ha abierto una investigación para estudiar una posible interferencia rusa tras las protestas de los chalecos amarillos ya que, al parecer, diversas cuentas en redes sociales vinculadas a Moscú han hecho referencia al movimiento.

Unas 600 cuentas de Twitter que manifiestan el punto de vista del Kremlin han empezado a centrarse en Francia y esto ha impulsado el uso del hashtag #giletsjaunes (nombre francés para chalecos amarillos).

No es la primera vez que se cuestionan estas prácticas rusas en las redes sociales para influir en un evento. Uno de los casos más polémicos fueron las elecciones en EEUU, en las que Donald Trump salió elegido.
Publicidad

Noticias relacionadas