Reunión de la OPEP y aliados: dispuestos a prorrogar el recorte de producción

Reunión de la OPEP y aliados: dispuestos a prorrogar el recorte de producción

Sara Catalina

01/07/2019 10:01

Entrevista del día sobre la OPEP y la Gran Tertulia de la Economía

De la Asamblea de la OPEP hemos hablado con el Coronel José María Pardo de Santayana, analista principal del IEEE, Instituto Español de Estudios Estratégicos. En la gran tertulia de la Economía con María José Villanueva, ejecutiva en la industria farmacéutica; Hermenegildo Altozano, abogado de Bird&Bird y Antonio Miguel Carmona, profesor de economía de la Universidad San Pablo CEU

La OPEP y sus aliados se reúnen hoy en Viena para establecer una prórroga de seis o nueve meses del recorte vigente durante este semestre de su producción de crudo con el cual esperan evitar el abaratamiento del petróleo.

La 176ª Conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estará presidida por de Venezuela y continuará el martes con la sexta reunión de la "OPEP+", los 14 socios de la organización y 10 productores independientes aliados, entre ellos Rusia y México, que nació en 2016 para recuperar el precio del barril tras su gran desplome, por debajo de 30 dólares desde los cerca de 115 dólares de mediados de 2014.

El ministro saudí de Petróleo, Jalid al Falih, cree que lo más probable es que el acuerdo firmado entre los 24 países que ha finalizado este domingo se extienda hasta el 31 de marzo del próximo año. En la reunión del G20 en Osaka, el presidente ruso Valdimir Putin y el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán pactaron impulsar juntos esta prórroga del recorte.

Los analistas creen que el acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí conseguirá prorrogar el recorte actual de producción de 1,2 millones de barriles diarios (mbd). "Sus voces tienen un peso abrumador en la organización. Juntos proporcionaron casi 20 mbd de los 47,9 mbd producidos por la OPEP+. Se inclinan por una prórroga de nueve meses y es probable que lo logren", explica Rafiq Latta, analista de la asesora Energy Intelligence Group. "Pensamos que el acuerdo saudí-ruso alcanzado en el G20 facilitará la decisión", señala Yousef M. Alshammari, presidente de la consultora CMarkits.

Con el recorte, los productores esperan mantener la cotización del petróleo situada en torno a los 66 dólares por barril del crudo Brent en medio de una gran volatilidad. CMarkits prevé que el precio oscile entre 60 y 75 dólares en lo que queda del año, un cálculo basado en tres factores alcistas, además de la limitación de la oferta de la OPEP: una distensión de la "guerra comercial" entre EEUU y China que impulse la demanda petrolera, las tensiones en Oriente Medio y "más sanciones a Irán", explica Alshammari.

Por ello, para el coronel José María Pardo de Santayana, analista principal del Instituto Español de Estudios Estratégicos, continuará esta situación de equilibrio. "La situación en el estrecho de Ormuz fue de cierta alarma pero no está en el interés de nadie que la cosa empeore. Parece que de momento habrá un impasse, ya que los propios países de la región están interesados en mantenerse así. Con la amenaza de la producción norteamericana, los países del golfo querrán mantener cierto equilibrio de momento", explica el experto del IEEE.

"Irán está sufriendo niveles catastróficos de pérdida de ingresos y Riad apoya la política que está causando esto", recuerda Latta, aunque no cree que "Teherán pueda impactar el resultado de esta reunión de manera material", aunque sí "en términos atmosféricos". Irán, al igual que Venezuela y Libia, quedaron exentos del compromiso de reducir su bombeo, debido a que ya han visto muy mermadas sus extracciones por diversas razones ajenas a su voluntad.

Mientras el bombeo de Estados siguió y sigue expandiéndose con fuerza, la OPEP+ pactó en diciembre pasado el actual recorte que le ha hecho perder participación en el mercado. La duda que se plantea ahora es hasta cuándo podrán los socios mantener la estrategia. "Probablemente pueda vivir con uno o dos años más de erosión de la cuota de mercado", calcula Latta. Alshammari cree que la situación será "temporal" porque "se estima que el esquisto no será sostenible a largo plazo en la competencia con el petróleo convencional".

Publicidad

Noticias relacionadas