¿Cómo se limpian las fosas sépticas?

¿Cómo se limpian las fosas sépticas?

Redacción Capital Radio

TIEMPO DE LECTURA

1 min

02/08/2018 10:21

Muchos ciudadanos desconocen que en la sociedad de hoy en día las fosas sépticas desempeñan una labor tan fundamental como el suministro de corriente eléctrica, el agua corriente o los sistemas de calefacción. La fosa séptica es el mecanismo responsable del tratamiento de las aguas residuales domésticas y, sin ella, no contaríamos con una medida de higiene fundamental para nuestra sociedad y medioambiente.


Al ser un sistema de tratamiento de aguas fundamental, su correcto funcionamiento es clave.  Los expertos de dezintop.com.br, empresa especializada en limpieza y mantenimiento de fosas sépticas con muchos años de experiencia, nos explican por qué es importante un adecuado mantenimiento de estos artilugios y cómo hay que actuar ante los desatascos para que el problema no se agrave y sea posible encontrarle una rápida solución.


Desatascos de fosas sépticas


Como resultado del uso intensivo y de un inadecuado mantenimiento o utilización del sistema, es bastante frecuente encontrarse con atascos en las fosas sépticas. En cualquiera de los casos, la primera medida a tomar para proceder a los desatascos es llamar a profesionales especializados y con sobrada experiencia en la materia. Estos especialistas examinarán el problema y tomarán las medidas adecuadas lo más pronto posible para solucionar la avería.


Así, la empresa de desatascos, ante una avería de estas zonas dedicadas al tratamiento de las aguas residuales, suele adoptar como primera medida verificar la naturaleza de la avería. En ocasiones, lo que parece un atasco es, en realidad, únicamente suciedad acumulada o desechos.


A continuación, los profesionales decidirán si, ante el atasco, deben proceder a una limpieza mecánica de la fosa o adoptar otras medidas. A veces, para limpiar fosas hay que recurrir a tratamientos químicos o bacterianos para deshacer el atasco en lugar de tomar acciones de tipo mecánico.


Sin embargo, lo más habitual es que sea necesario adoptar medidas mecánicas, que implican el uso de maquinaria específica. Esta maquinaria suele constar de camiones con equipos de succión y presión. Dichos equipos succionan residuos sólidos y líquidos y limpian canalizaciones de muy diferentes diámetros. Las cisternas de estos camiones llegan a tener hasta 10.000 litros de capacidad para succionar residuos y 3.000 litros de agua para limpiar a presión los conductos.


Gracias a la utilización de estos equipos y la profesionalidad de especialistas formados para esta clase de trabajos, es posible proceder a la limpieza y desatasco de cualquier fosa séptica con bastante rapidez, en un plazo de tiempo bastante corto y antes de que la avería empeore.


La importancia del mantenimiento de las fosas sépticas


Los expertos dedicados al desatasco y limpieza de fosas sépticas advierten que muchas de las averías podrían evitarse con un correcto mantenimiento de las instalaciones. Prevenir es la mejor medida ante averías y, en el caso de estos artilugios para aguas residuales, el mantenimiento debe ser muy frecuente.


Las revisiones periódicas deben efectuarse, como mínimo, una vez al año. Los expertos que realicen estas revisiones han de verificar que el nivel de sólidos acumulados en el tanque sea el apropiado. El depósito suele vaciarse cuando alcanza alrededor del 30% de su capacidad total.


Además,el tanque debe ser vaciado con regularidad, aproximadamente una vez cada tres años para suprimir los sólidos acumulados. Sin embargo, los profesionales suelen recomendar revisar el estado del tanque de forma anual.


Cuando es el propietario el que decide revisar el estado de la fosa séptica antes de llamar a los profesionales, debe adoptar unas medidas de seguridad básicas, que evitarán graves riesgos para su salud. Estas medidas incluyen no aspirar los gases generados en el interior de la fosa al abrirla, pues son elevadamente tóxicos. Además, está terminantemente prohibido fumar cerca de una fosa séptica pues en la misma se produce gas metano, que es muy inflamable.


Por otra parte, en lo que respecta a hábitos recomendables para prolongar la vida de la fosa séptica y asegurar su adecuado funcionamiento, los profesionales de la limpieza de estos artilugios recomiendan:




  • ¡Cuidado con las toallitas!  Uno de los residuos más peligrosos por su dificultad para descomponerse y que son causa del atasco de numerosas tuberías son las toallitas. Siempre hay que evitar tirar esta clase de materiales a las fosas sépticas. Otros materiales de difícil degradación son medicamentos, arena para gatos, aceites de cocina, hilo dental o colillas de cigarrillos.


 

  • Los químicos también son un problema.  El aguarrás o los detergentes son componentes que pueden ser tirados en una fosa séptica pero su presencia en exceso puede deteriorarla.



  • No tapar accesos.  El acceso a la caja de depósito y distribución no debe ser obstruido por estructuras como piscinas o terrazas.


 

  • No utilizar aditivos.  Las fosas sépticas no necesitan aditivos para funcionar adecuadamente. No aportan nada y los profesionales recomiendan encarecidamente no usarlos.

Publicidad

Noticias relacionadas