¿Se merece Guindos la vicepresidencia del BCE?

¿Se merece Guindos la vicepresidencia del BCE?

Marta Isern

22/01/2018 16:02

Arranca el proceso para presentar candidatura a la Vicepresidencia del BCE. Las miradas se centran en el ministro de economía español, Luis de Guindos. Es el único candidato que se "conoce" de forma pública, aunque ya se postula como el claro favorito para sustituir a Vitor Constancio.

Y es que desde el Gobierno de Rajoy se da por hecho que el segundo cargo en el BCE irá a parar a manos de un español. España se quedó fuera del comité ejecutivo del BCE en 2012 y ahora espera recuperar su presencia. Sin embargo, Luis de Guindos echa balones fuera y evita dar pistas sobre quién optará al cargo de segundo a bordo del BCE, tal y como cuenta nuestro corresponsal en Bruselas, Alexandre Mato:



El elegido se sabrá en febrero tras una reunión en la que el Eurogrupo decidirá por mayoría cualificada.

Pero éste es sólo el primero de los cambios que se asoman en la cúpula del BCE. El primero en marcharse del banco será el vicepresidente Vitor Constancio, en mayo. A Constancio le seguirá la supervisora Daniele Nouy; el economista jefe, Peter Praet, el propio Draghi y el miembro del consejo de gobierno Benoit Coeure.

¿Quién sustituirá a Draghi? Ésa es otra de las grandes preguntas. Por ahora, la elección del vicepresidente podría ofrecer pistas sobre qué perfil podría ocupar el puesto de la presidencia del BCE.

Teniendo en cuenta que los puestos de la UE se reparten entre regiones, si sale elegido De Guindos, el BCE ya contaría con un representante de la parte sur de Europa. Esto significa que el puesto de Draghi se pondría en manos de un representante del norte de la región. Y probablemente la pelota caería sobre Alemania o Francia.

Esta visión complace a Alemania. Sin embargo, su candidato más evidente es el jefe del Bundesbank, Jens Weidemann. Y parece que no goza de gran popularidad. Aunque se trata de un banquero central de primer nivel, su ideología no gusta a muchos miembros de la eurozona. Weidemann se muestra contrario a la política ultralaxa del BCE y muchos altos cargos ven esta visión como una deslealtad.

Será difícil ocupar el lugar de Mario Draghi, figura clave en la recuperación de Europa y una figura que ha mantenido unido el bloque en sus momentos más difíciles.  Su sucesor, sin duda, estará en el punto de mira desde el primer día una vez se agote el mandato de Draghi en noviembre de 2019.

Aunque vayamos paso a paso. La primera cuestión ahora atañe al segundo de abordo. ¿Se merece Guindos la vicepresidencia del BCE?
Publicidad

Noticias relacionadas