La setas irlandesas se intoxican con el Brexit

Guardar

14/10/2016 12:28

La industria de hongos irlandesa teme al Brexit. Se trata del sector más vulnerable a los efectos de la salida de la Unión Europea, entre ellos, la debilidad de la libra esterlina.

El 80% de las ventas de setas irlandesas dependen de Reino Unido y ahora los productores de hongos pierden dinero. De hecho, cinco de las sesenta granjas de setas que hay en Irlanda han cesado sus negocios desde el referéndum.

 

La industria irlandesa de hongos es la quinta más grande de la Unión Europea. Emplea a 3.500 trabajadores y el valor de su producción anual ronda los 120 millones de euros, una pequeña porción respecto al PIB del país, de 243.000 millones. Sin embargo, su difícil situación refleja la de otros muchos sectores que luchan contra los efectos del Brexit.

El Brexit ha dejado a la libra temblando y desamparada. Ha perdido cerca del 20% de su valor frente al euro y esto ha eliminado de raíz los márgenes de beneficio de los productores irlandeses.

Todas las esperanzas estaban puestas en el llamado Brexit-proof, el presupuesto para 2017 que pretende mitigar los efectos de la salida. Y es que Irlanda es la economía que más puede perder con el Brexit. Pero tanto los productores como los empresarios irlandeses consideran que las medidas presentadas son insuficientes. A su juicio, el presupuesto no es muy diferente a lo que sería si no se hubiese producido el Brexit. Por su parte, el ministro de finanzas irlandés, Michael Noonan, asegura que no puede hacer más para contrarrestar las consecuencias hasta que las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea no tomen un rumbo más claro.

Los agricultores de setas habían pedido una reducción del nivel de impuestos de la seguridad social, un incremento del salario mínimo nacional y la provisión de fondos de emergencia para los exportadores. En lugar de eso, se les ha ofrecido préstamos más baratos y otras pequeñas medidas de reducción de impuestos. Algo que, según la Asociación Irlandesa de Proveedores de Leche, es como darle una bicicleta a quien necesita un vehículo de motor.

Noticias relacionadas