Susto o muerte

Guardar

ETIQUETAS

aviva

TIEMPO DE LECTURA

1 min

10/06/2015 09:27

Artículo escrito por José María Lecube. 
Director Renta Fija Fondos de Pensiones, Aviva España

Menudo susto nos hemos llevado estas últimas semanas los gestores de Renta Fija europeos. Todos confiados en la omnipresencia del poderoso Banco Central Europeo, manteníamos unas carteras con duraciones elevadas y alta exposición a bonos de largo plazo. Porque total, “el BCE se lo iba a comprar todo”.

Pero resulta que en el mes de mayo, los pesos entre nueva oferta y demanda de bonos estaban algo desequilibrados y claramente a favor de la oferta. Como suele ocurrir, algunos inversores estaban más atentos que otros. Cuando el Mercado se queda casi con un único comprador y éste ya te ha enseñado sus cartas -“voy a comprar cada mes del orden de 60.000 millones”-, estos cálculos se hacen especialmente relevantes.

Se habla de que varios Hedge Funds entre otros grandes inversores aprovecharon estos desequilibrios para vender grandes cantidades de futuros de bund alemán y la falta de interés por parte de los inversores finales hizo el resto. El Bund pasó de ofrecer una rentabilidad del 0,05% al 0,75% en unos días, empujando a buena parte de los fondos y carteras de Renta Fija europea a territorio negativo en el año. ¡Menudo susto!

Pero seamos sinceros, esto es lo que toca para los próximos trimestres, sino años. Con rentabilidades tan bajas y por tanto cupones casi inexistentes, el margen de error es mínimo. Cualquier repunte hace que las carteras entren en pérdidas. Por supuesto que el Banco Central Europeo seguirá haciendo su trabajo en su lucha contra un entorno deflacionista. Incluso hace unos días adelantó que puede puntualmente agrupar compras en un determinado mes, sobrepasando esa cifra de 60.000 millones.

Aunque el objetivo del BCE no es hacer el año a los gestores de Renta Fija, ni tampoco mantener las primas de riesgo a un determinado nivel. Lo que busca es empujar a los inversores a que movilicen su dinero hacia inversiones de más riesgo, potencialmente generadoras de actividad económica y empleo.

Los tipos de interés seguirán muy bajos durante mucho tiempo, de momento no hay otra opción. Pero casi tan bajo es un bono alemán al 0,14% como al 1,1%. Entre uno y otro nivel puede haber bastantes sustos si no se tiene cuidado. Los inversores y gestores de Renta Fija estamos condenados a trabajar con estos tipos pírricos, y hay que estar especialmente atentos para no entrar en terreno negativo. Nos vemos obligados a elegir como popularmente se suele decir “entre susto o muerte”.

José María Lecube. 
Director Renta Fija Fondos de Pensiones, Aviva España

Noticias relacionadas