El transporte marítimo de productos y materias primas se desploma

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

25/01/2019 15:00

El transporte de carga a granel por mar han caído de forma significativa en los últimos seis meses. Así lo recoge el Índice Báltico, o Dry Bulk Index, que ha registrado una caída de un 47% desde mediados de 2018. Se sitúe en el entorno de los 940 puntos. El fuerte descenso coincide con algunos de los momentos de mayor tensión comercial entre China y EEUU. Pero el dato también anticipa una desaceleración de la economía mundial, ya que el índice mide los flujos de transporte marítimo de materias primas y, por tanto, refleja los contratos y la demanda mundial de mercancías.

Las materias primas transportadas en los cargamentos recogidos en el índice, como el carbón mineral o el hierro, se usan en sectores industriales clave como el acero o la generación energética. Los expertos en el sector alertan del fuerte descenso de los últimos meses, ya que la debilidad de los transportes marítimos de materias primas suele darse en los primeros meses del año, pero no en los últimos, como pasó en 2018. Y desde que ha comenzado 2019, el Índice Báltico ha perdido un cuarto de su valor. Pero este tipo de mercancías

El índice se confecciona a partir de una encuesta con agentes de transporte de mercancías por mar en todo el mundo y se recopila en el Baltic Exchange, con sede en Londres. En 2008 marcó niveles máximos, rozando los 11.800 puntos. Su nivel histórico mínimo fue en 2016, cuando cayó hasta los 290 puntos.

Pero el conocido como transporte de ‘dry bulk’, o mercancías a granel (que incluyen granos o azúcar también) no es el único que está bajo presión. El Harpex Shipping Index, que recoge la actividad de los cargamentos de containers por mar, ha caído un 30% desde junio de 2018. En este caso, se considera como un barómetro de la demanda de transporte de productos manufacturados desde los productores hasta los consumidores, y por tanto también es un importante indicador económico. La caída en este índice revela una debilidad de los datos manufactureros de Asia, Europa y Norteamérica.

Noticias relacionadas