Tres millones de empleos menos

Guardar

29/02/2016 15:33

En un mismo día nos llegan dos informes que hablan de la pérdida de hasta 3 millones de puestos de trabajo. Uno, pone a China en foco y a su proceso de reconversión en tránsito. Otro, señala a Reino Unido y a su sector minorista, que perderá hasta un millón de puestos de trabajo debido al impacto de las nuevas tecnologías. ¿Por dónde pasan los empleos del futuro?

Recordemos que en los años ochenta, países de larga tradición siderúrgica vivieron una reconversión industrial provocada por los efectos de la crisis de 1973, que hicieron que países como Reino Unido, Bélgica, Francia o incluso España tuviesen que afrontar una fuerte caída en la demanda de productos. Ahora vemos cómo China se enfrenta a un proceso similar.

La sobrecapacidad productiva en el sector del carbón y la siderurgia llevan al gigante asiático a plantear un recorte de hasta dos millones de puestos de trabajo. Lo que se desconoce por el momento es cuándo sucederán estos despidos.

Actualmente, estos dos sectores suponen un 15% de la fuerza laboral y proporcionan empleo a unos 12 millones de trabajadores, según datos del National Bureau of Statistics.

Con el objetivo de mitigar las consecuencias de que casi 2 millones de trabajadores del sector del carbón y la siderurgia vayan directos al paro, el Gobierno chino creará un fondo estatal de 100.000 millones de yuanes (15.000 millones de dólares) en los dos próximos años para financiar la recolocación de estos trabajadores. El ministro chino de recursos humanos y seguridad social, Yin Weimin, ha enumerado diversas políticas para estimular el empleo en el país a lo largo de este año:



 

“En primer lugar, vamos a promover una mejor coordinación entre las políticas de empleo, macroeconómicas y de la industria para crear más puestos de trabajo. En segundo lugar, vamos a adoptar varias medidas simultáneas para proporcionar puestos de trabajo para las personas que pierdan su empleo en el proceso de reducir la excesiva capacidad de producción. En tercer lugar, seguiremos implementando el programa para promover el empleo entre los estudiantes universitarios y el programa de iniciativa empresarial”.

Una de las preguntas que nos planteamos ahora es si el sector de servicios, tan en auge en el gigante asiático, tiene la capacidad de absorber a todos estos trabajadores que se quedarán sin empleo.

Por otro lado, tenemos en foco a Reino Unido. Y quien más va a sufrir en el país son los trabajadores del sector minorista. Con el auge de las nuevas tecnologías, podrían desaparecer hasta un millón de empleos en este sector a lo largo de los próximos diez años, según recoge un informe del British Retail Consortium. De hecho, este mismo fin de semana la prensa británica especulaba que Tesco, la mayor cadena de supermercados del Reino Unido, podría despedir hasta 40.000 empleados.

La industria minorista es el sector privado que más empleos da en Reino Unido. Sin embargo, el número de trabajadores ha ido disminuyendo poco a poco desde el año 2008, año en el que marcó el pico de empleo más alto, con 3’2 millones de personas. Actualmente cuenta con 3 millones de trabajadores.

¿A qué se debe este descenso? Principalmente, a que un 15% de las ventas minoristas ahora se realiza online y que hay hasta 40.000 tiendas físicas menos que en el año 2006.

El estudio del British Retail Consortium sugiere que todos estos factores combinados podrían llevar a la pérdida de hasta 900.000 puestos de trabajo en el sector minorista. Aunque esta reducción parece inevitable, el estudio no es alarmista. Actualmente se están explorando qué medidas pueden tomarse para asegurar que las oportunidades de empleo en la industria sean lo más atractivos, accesibles y bien remunerados posible.

Noticias relacionadas