La nueva normalidad se peta de plástico: Su uso aumenta hasta un 300%

Desde Greenpeace estiman que el uso del plástico ha crecido un 15% a nivel general y el sanitario se ha incrementado en un 300%

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

3 min

03/06/2020 18:04

La crisis del coronavirus ha supuesto un aumento en el uso de artículos de plástico no reutilizable. Desde los guantes y las mascarillas hasta los envases para llevar el gel hidro alcohólico. En algunos casos el consumo de plástico se ha triplicado, esto supone dar marcha atrás en la lucha contra el cambio climático.

La nueva normalidad se peta de plástico: Su uso aumenta hasta un 300%

Entrar al supermercado con una mascarilla desechable, coger unos guantes de plástico y comprar frutas y verduras envasadas por miedo a contraer el virus. Ir al bar y pedir algo de comer pero que la comida llegue en platos de plástico. Pasar por la peluquería y que te sequen el pelo con toallas desechables y te pongan un nylon en la espalda para que no se te moje la ropa con el cabello mojado. La nueva normalidad se peta de plástico.

Tal es así que en algunos casos, la demanda en algunos de estos productos se ha triplicado. En Capital Radio hemos hablado con fabricantes y comercios de venta de plástico y todos coinciden: el aumento en la demanda es innegable.

Los productos más demandados

El fabricante Resopal ha registrado un aumento del 300% en la venta de mamparas y pantallas de protección. Ahora en tiendas y supermercados los empleados atienden detrás de una pantalla de plástico para intentar mantener la distancia social. Esto quiere decir que hay que producir más y más plástico.

Los pulverizadores, los envases y las tarrinas también han sido los productos más demandados según Manuplas y Fuentes Envases. Y es que quién no ha utilizado un pulverizador para introducir alcohol de limpieza?

En Greenpeace ven con preocupación el aumento en el uso de plásticos. Según los datos preliminares de la organización ambientalista, la demanda de este material ha crecido un 15%.

Además creen que el miedo ha llevado a los consumidores a comprar estos productos de forma innecesaria. "Nos están vendiendo una falsa seguridad de que los envases de un solo uso son más seguros y no lo son. Es más seguros llevar los envases de casa, ¿quién sabe cuánto tiempo han estado esos envases en las estanterías donde pasan muchísimas personas", señala Julio Barea, responsable de campaña de residuos en Greenpeace.

drape-5224847_1280

Se triplica el uso de artículos sanitarios no reciclables

Pero ¿qué decir de los guantes y las mascarillas? En Greenpeace calculan que en la Comunidad de Madrid la cantidad de residuos sanitarios ha aumentado un 300% mientras que en Cataluña el incremento ha sido del 350%. El principal problema de estos productos es que no se pueden reciclar.

Antes de la crisis la tendencia era hacia la reducción del consumo de plásticos no reutilizables. Los supermercados se empezaban a comprometer con reducir los productos envasados y las personas llevaban sus propias bolsas reutilizables para comprar los alimentos a granel. Sin embargo, la pandemia ha supuesto un paso atrás en la lucha contra el cambio climático y este efecto ya se empieza a percibir en los océanos.

"Este fin de semana algunas organizaciones ecologistas francesas nos han permitido imágenes del fondo marino de la Costa Azul con bastantes restos de mascarillas", señala Barea.

En Greenpeace instan a los consumidores a volver a sus viejos hábitos y a reducir el uso de plásticos para que la crisis del coronavirus nos haga avanzar en la lucha por preservar el medio ambiente y que no nos obligue a retroceder.

La ley de residuos "se queda corta"

Este martes el Consejo de Ministros ha aprobado una ley de residuos que prohíbe entre otros aspectos, los plásticos de un solo uso que se puedan sustituir por otro material a partir de julio de 2021. Además, incluye la creación de un impuesto para los residuos no reutilizables.

Barea considera que es una normativa necesaria "pero que se queda corta debido a la emergencia climática que estamos viviendo". "Con una ley así va a ser muy difícil alcanzar esa economía circular que tanto necesitamos porque sino nos vamos a terminar ahogando en el plástico", concluye.

Noticias relacionadas