El whisky teme la resaca de un Brexit

Guardar

09/05/2016 15:29

Gran Bretaña eleva un grado el tono de las advertencias sobre un posible Brexit. Cada semana, una nueva industria muestra su preocupación ante las posibles consecuencias económicas si el país se desliga de la Unión Europea.

Ahora es el turno del whisky, que teme sufrir la resaca de un Brexit, tal y como advierte Financial Times en un artículo publicado este lunes.

Si Gran Bretaña abandona la Unión Europea, puede poner en riesgo uno de sus mejores productos. Y es que el whisky escocés es la tercera mayor industria en Escocia, por detrás del sector energético y los servicios financieros, y representa alrededor de una cuarta parte de las exportaciones de alimentos y bebidas en Reino Unido. De hecho, cada segundo se envían al extranjero 38 botellas de whisky, según la Asociación de Whisky Escocés.

*Lo sentimos pero el audio ha sido eliminado



Esta industria aporta más de 5.000 millones de libras anuales al PIB de Reino Unido. Si desglosamos los números, vemos que genera 3.300 millones de libras por parte de los fabricantes y 1.800 millones por parte de las cadenas de suministro y distribución.

¿Por qué resulta crucial un posible Brexit? Porque el negocio del whisky escocés depende de los mercados extranjeros, ya que exporta el 90% de lo que produce. De los 10 principales países importadores, tres son europeos: son Francia, España y Alemania. Si Gran Bretaña sale de la Unión Europea, las relaciones comerciales con esos países europeos cambiarían y es probable que los nuevos acuerdos entre países tarden un tiempo en establecerse. Los productores de whisky prefieren permanecer en la UE porque actualmente cuentan con un acceso al mercado fácil y libre de obstáculos. Salir supone un salto a lo desconocido y esa incertidumbre genera inquietud.

Cualquier consecuencia de un Brexit podría impactar en los más de 40.000 trabajadores que dependen de esta industria. Además, la producción de whisky juega un papel fundamental en las zonas rurales de Escocia, puesto que permite que estas áreas prosperen a pesar de su lejanía respecto a las ciudades. Las destilerías son una fuente importante de puestos de trabajo en zonas difíciles de sostener. De hecho, uno de cada cinco trabajadores de la industria del whisky trabaja en áreas rurales, hablamos de un total de 7.400 puestos de trabajo, que suponen unos ingresos de 250 millones de libras en estas zonas alrededor de Escocia.

 

IMAGEN: Flickr/Phil Long

Noticias relacionadas