Santander se beneficia de la victoria de Bolsonaro

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

29/10/2018 16:06

Aparte de la bolsa brasileña, probablemente la segunda bolsa del mundo que más pendiente está de la victoria en Brasil de Jair Bolsonaro, es el Ibex 35 que cuenta con hasta diez cotizadas con una presencia significativa en el país: DIA, Prosegur, Iberdrola, Prosegur Cash, Telefónica, Santander, Indra, Mapfre, Siemens Gamesa y Elecnor.

Todas ellas confían en que el nuevo gobierno facilite la actividad empresarial con temas controvertidos como el mercado laboral o la presión fiscal sobre las empresas y, en definitiva, que el nuevo gobierno dote a Brasil de la seguridad jurídica necesaria para atraer más inversiones internacionales.

Además de Telefónica, Banco Santander es la compañía más expuesta al país. Entonces, ¿cómo le beneficia esta victoria?

En primer lugar la revalorización del real brasileño, que se ha disparado este mes de octubre y favorecerá las cuentas del cuarto trimestre de la matriz. "Hay que tener en cuenta que Brasil lleva tiempo siendo el país más importante para Santander incluso por encima de España. Además la tendencia de los beneficios allí es muy positiva: el beneficio en Brasil creció un 42% en 2017 y se estima que pueda hacerlo un 17% en 2018", explica el analista de Selfbank, Felipe López Gálvez.

Aparte del efecto divisa, la deuda brasileña, de la que Santander tiene una posición importante en su cartera de renta fija, también está subiendo de precio en el mercado.

En bolsa, su filial Santander Brasil acumula una subida en bolsa del 38% desde que comenzara el año. "Se prevé además que el volumen de crédito concedido por los bancos que operan en el país siga creciendo. En concreto, Santander Brasil está apostando por crecer en los dos segmentos que mayores márgenes aportan: crédito al consumo y financiación a pymes", dice el analista.

La confianza que ha generado la victoria de Bolsonaro también debería notarse en su negocio de banca de inversión. "Se espera que una vez despejada la incertidumbre política, se retomen planes empresariales que habían quedado congelados a la espera de conocer al nuevo presidente. Están llamadas a reactivarse varias salidas a bolsa programadas, operaciones de M&A y emisiones de deuda corporativa en las que participa Banco Santander como asesor", explican desde Selfbank.

Noticias relacionadas