La mitad de los empresarios espera una M&A este año

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

10/12/2015 08:56

La inestabilidad política nacional e internacional es la principal preocupación de los empresarios españoles. Según una encuesta realizada por EY, es la primera inquietud para el 34% de los directivos. Eso sí, una vez esté formado el nuevo Gobierno, las fusiones y adquisiciones se dispararán en España.

Ese porcentaje se eleva hasta el 48 %. Es el número de empresarios españoles que espera acometer compras corporativas el próximo año, según el "Capital Confidence Barometer". La senior advisor de la consultora EY, Maite Ballester, explica que se debe al impulso económico de los últimos meses.

Tras la inestabilidad política, lo que más preocupa a los empresarios españoles es la ralentización de los mercados emergentes, el aumento de la volatilidad de las materias primas como el petróleo, la situación política y económica en la eurozona, y la evolución de los tipos de interés en Estados Unidos. Aunque en el último año ha aumentado del 55 % al 67 % la confianza de los empresarios encuestados. Ballester señala que cada vez quieren salir más compañías al exterior y eso se debe al incremento del crédito.

Los principales destinos de inversión para las empresas españolas son España, Estados Unidos, Reino Unido, China y Francia. Maite Ballester ha explicado que los sectores más atractivos para invertir, según los encuestados, son las ciencias de la vida, productos industriales, automoción y transporte.

La entrevista completa en Capital, la bolsa y la vida



Resumen ejecutivo

 

En la última edición del Capital Confidence Barometer, los ejecutivos españoles consideran que la actividad en fusiones y adquisiciones , tanto a nivel global como local, seguirá siendo fuerte durante 2015 y 2016. Casi la mitad de los empresarios españoles (48%) esperan realizar operaciones de M&A en los próximos 12 meses, si bien los los acontecimientos políticos se posicionan como el principal riesgo al que se enfrenta nuestra economía. Los fundamentales siguen mejorando y se aprecia un fuerte incremento en el número de las operaciones y en la calidad de las oportunidades.
Los inversores esperan que la mayoría de los acuerdos sean adquisiciones complementarias

Los directivos españoles consultados esperan que la mayoría de los acuerdos (60%) se concentren en la parte baja del middle market (es decir, hasta 250 millones de dólares), con un gran número de adquisiciones complementarias enfocadas a la consolidación de las empresas por asegurarse una alta cuota de mercado.
Además, el 55% de los empresarios españoles anticipan un crecimiento en su pipeline de operaciones durante los próximos 12 meses, un porcentaje significativamente más alto que el obtenido a nivel global (35%).
Los encuestados también muestran un entusiasmo común respecto al número de operaciones, un 65% esperan realizar dos o más en el próximo año. Por otra parte, Aunque algunos directivos señalan que las elevadas valoraciones podrían frenar ciertos acuerdos, la mayoría de los españoles consultados coinciden en que la estabilidad debería compensar este riesgo.
Fortalecer la posición de mercado seguirá marcando la estrategia de M&A de las empresas españolas a corto plazo, pero el bajo crecimiento económico les está llevando a consolidarse en el exterior. Un 31% esperan ganar cuota de mercado en mercados ya existentes y un 19% espera conquistar nuevos territorios. De cualquier modo, a diferencia de los encuestados a nivel global, un sorprendente número de empresas españolas no tiene pensado expandirse fuera de su sector de actividad principal (90% vs 52%). El reducido número de compañías dispuestas a crecer fuera de su sector coincide en señalar que el cambio en los hábitos del consumidor es el principal motivo.
La mayor parte de las adquisiciones se hará fuera del mercado español

Independientemente de que decidan permanecer en su sector, el 55% de las empresas españolas se plantean realizar adquisiciones fuera del mercado local. De todos ellos, el 35% prevé destinar entre un 10% y 25% de su capital para adquisiciones en mercados emergentes. La volatilidad de divisas y la baja valoración de los activos son los principales factores que están afectando al atractivo de estos países para para las empresas españolas. En mercados desarrollados, los activos de alta calidad de Estados Unidos y Reino Unido están convirtiéndose en destinos frecuentes para la inversión española.
Las compañías españolas, positivas frente a la previsiones económicas

A nivel macro, una gran mayoría de empresas españolas continúa con un sentimiento positivo respecto a las perspectivas económicas a nivel local y global. Una gran mayoría (55%) centrará su estrategia en el crecimiento.
Aunque el crecimiento en su negocio principal seguirá siendo importante, los ejecutivos españoles han reorientado su estrategia de crecimiento orgánico hacia nuevas geografías y mercados (39%) y a I+D (22%). Además, las perspectivas económicas optimistas están provocando que las empresas tengan la previsión de mantener o aumentar su número de empleados. Cómo se ve reflejado en esta edición del Capital Confidence Barometer, el interés de las empresas por la evolución al mundo digital es compatible con un sentimiento positivo sobre la creación de empleo.

 

Foto Yakov

Noticias relacionadas