Santander condenado a pagar a 8.000 empleados de la plantilla de Banespa

Santander condenado a pagar a 8.000 empleados de la plantilla de Banespa

Redacción Capital Radio

TIEMPO DE LECTURA

1 min

24/04/2019 19:12

Santander ha sido condenado por el Tribunal Supremo de Brasil a abonar gratificaciones pendientes desde 1996 a 8.000 empleados del antiguo Banespa, adquirido por la entidad de Ana Botín en el 2000 y base del actual Santander Brasil.

El procedimiento legal se remonta a 1998

La disputa por esta cláusula empezó en el año 1998 por la Asociación de Jubilados de Banespa (Afabesp), y fue el pasado 20 de marzo cuando el Supremo Tribunal Federal de la región rechazó el recurso extraordinario de apelación que Santander presentó en su día en contra de una sentencia previa que le obligaba a pagar estos incentivos.

La cuantía que deberá abonar

En esta línea el Tribunal aún no ha establecido la cuantía que debería abonar el banco, y en todo caso lo hará una vez se emita la decisión final, según se recoge en un folleto continuado que Santander ha registrado en la CNMV. Aunque en esta línea, algunos cálculos estimados por Afabesp fijan una cuantía entre 2.000 y 5.000 reales, es decir, unos 500 y 1.100 millones de euros.

La Cláusula

La reclamación de la Asociación de Jubilados de Banespa se apoya en antiguos estatutos de la entidad. Estos estatutos incluían una cláusula que contemplaba el reparto a los empleados de una gratificación semestral con el tope de un salario en caso de que la entidad tuviese beneficios y el reparto fuera aprobado por el consejo de administración.

Esta gratificación no se abonó entre 1994 y 1995 por falta de beneficios y a partir de 1996 hasta el 2000 se repartió parcialmente. Y finalmente en el 2001, cuando Banespa pasó a ser propiedad de Santander, se eliminó la cláusula.

Santander responde

Después de la sentencia del Tribunal Supremo el grupo va a presentar una acción rescisoria y un recurso de apelación final para revertir la decisión y suspender la ejecución procesal, según se recoge en el folleto registrado en la CNMV.

Sin embargo, no es la primera vez que el grupo recurriría la sentencia. El Tribunal Regional del Trabajo condenó a Santander en 2005 al pago de las gratificaciones semestrales pendientes, que el grupo recurrió y el tribunal también fallo en su contra.

Publicidad

Noticias relacionadas