Así se entrena al nuevo ciberejército

Guardar

ETIQUETAS

indra

ciber riesgos

uam

TIEMPO DE LECTURA

1 min

31/03/2017 10:24


  • Por primera vez universidad, empresa y organismos gubernamentales suman esfuerzos para promover la formación y la captación de talento en ciberseguridad y ciberdefensa



  • Las aulas de la UAM acogieron una competición de Ciberseguridad que reunió a universitarios, y expertos de la Guardia Civil y del Mando Conjunto de Ciberdefensa e INCIBE



  • Minsait proporcionó su plataforma de entrenamiento FEE(P) Cyber Range con escenarios reales bajo un entorno seguro


Madrid, 31 de marzo de 2017.- Nada mejor que una competición de ciberseguridad y ciberdefensa dirigida a poner a prueba las capacidades de los futuros profesionales del sector, para ir formando el ejército del futuro. La imagen es un momento de la prueba, en la que han participado los universitarios que demostraron mayores conocimientos en este ámbito y expertos de la Guardia Civil, el Mando Conjunto de Ciberdefensa y el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE).

Minsait, la unidad de negocio de Indra que da respuesta a los retos que plantea la transformación digital, ha colaborado con el Centro Nacional de Excelencia en Ciberseguridad (CNEC), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y la Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid (FUAM) en la organización de este singular evento..

CIBERATAQUES COMO LOS REALES

Las pruebas por equipos se llevaron a cabo sobre la plataforma FEE(P) Cyber Range de Minsait, un campo de operaciones virtual que permitió reproducir ciberataques reales en un entorno seguro, ofreciendo un total realismo.

Los participantes compitieron durante cuatro horas para ser los primeros en resolver los distintos problemas planteados por el equipo de Minsait. Algunos de estos retos consistieron, por ejemplo, en demostrar la capacidad de obtener la información alojada en uno de los servidores virtuales desplegados en la plataforma FEE(P) Cyber Range. Para lograrlo, debían analizar antes los sistemas existentes y explotar diferentes tipos de vulnerabilidades.

Otros retos que se propusieron estuvieron relacionadas con la detección de las evidencias dejadas por un ciberdelincuente en un sistema. O también la identificación de las vulnerabilidades de una web para evitar que fuese atacada.

Esta competición se proponía reforzar el entrenamiento de los universitarios en materia de ciberseguridad y mejorar su concienciación. También ha servido para detectar a jóvenes con talento y ha contribuido a reforzar la cantera de expertos en un sector en el que la demanda de profesionales crece de forma paralela al aumento exponencial de los ciberataques.

Al mismo tiempo, los ejercicios contribuyeron a acercar el mundo de la universidad, al de las empresas como Indra, y al trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado implicadas en la lucha contra el cibercrimen.

La competición también ayuda a superar los métodos tradicionales de formación, basados principalmente en la comprensión teórica de contenidos, aportando una experiencia real al estudiante. La prueba  que le sitúa ante escenarios y situaciones idénticos a los que se enfrentará en el mundo real, según explican los organizadores.

Actualmente, se estima que, de media, empresas e instituciones tardan unos 200 días en detectar un ciberataque y unos 40 días en resolverlo. Disponer de personal suficientemente preparado podría evitar la mitad de estos ataques y reducir notablemente el número de días que se tarda en detectarlos.

Además:

La ciberseguridad, un gran reto para la inteligencia artificial

AON: Ciberriesgos y cambio climático, los nuevos riesgos para los consejeros

Ciber riesgos: amenaza para las empresas

El estrés como indicador de ciberacoso y de bajo rendimiento

 

 

Noticias relacionadas