El Banco Santander fracasa con la 1,2,3 y cambia sus condiciones

El Banco Santander fracasa con la 1,2,3 y cambia sus condiciones

José Antonio Vizner

TIEMPO DE LECTURA

1 min

02/12/2016 16:57

El Banco Santander ha anunciando que cambia las condiciones de su principal producto de ahorro en el mercado. Lo hace tras haber visto como no servía para recuperar terreno en el mercado nacional.

La nueva estrategia supone una adaptación en los requisitos de acceso al Mundo 1,2,3, que afectará a aquellos clientes que no utilicen tarjeta de crédito. A partir del 12 de febrero, para obtener los beneficios de la cuenta 1,2,3, además de cumplir los criterios habituales (domiciliar los ingresos de nómina, pensión, etcétera; domiciliar tres recibos, y realizar seis movimientos al trimestre), el cliente tendrá que realizar al menos uno de ellos con tarjeta de crédito, excluida la extracción en cajeros.

Hasta ahora, la Cuenta 1, 2, 3 ofrecía una tarjeta de débito gratis y una de crédito sin coste el primer año. 

Al mismo tiempo, la entidad ofrecerá una nueva línea de crédito en tarjetas por 16.000 millones, de la que podrán beneficiarse 2,5 millones de clientes, con un importe medio superior a 5.000 euros. Para facilitar el acceso, se podrá contratar a través del móvil con sólo tres clicks.

La Cuenta 1,2,3 es la cuenta corriente con la rentabilidad más alta del mercado, lo que con los tipos actuales puede perjudicar el balance en el caso de no obtener luego la actividad de cada cliente que se espera. Algo que parece ser la causa de este movimiento del Santander.






Noticia relacionada

El Popular se trae a Pacman a la banca

 

Ofrece una remuneración del 3% por tiempo indefinido y desde el primer euro para saldos a partir de 3.000 euros, con un máximo de 15.000 euros; un 2% si se mantiene en la cuenta un saldo de entre 2.000 y 3.000 euros; y un 1% para saldos de entre 1.000 y 2.000 euros. Además, devuelve en efectivo el 1%, el 2% o el 3% del importe de los recibos de gastos del hogar (agua, luz, teléfono) y seguros, gastos de educación (colegios, guarderías, universidades), ONGs y gastos en impuestos locales y seguros sociales.

Si se cumplen estos requisitos, el cliente recibe una acción de Banco Santander, y entra en el Mundo 1,2,3. A partir de ahí, se premia su vinculación con la entrega de más acciones, en función de los importes que contrate en otros productos como planes de pensiones, seguros, préstamos e hipotecas o el mayor uso que haga de su tarjeta de crédito.

Rami Aboukhair, CEO de Santander España, señala: “Ponemos en marcha una nueva estrategia de medios de pago para reforzar la vinculación con nuestros clientes y mejorar su satisfacción. Mantenemos la apuesta por la Cuenta 1I2I3, que es la palanca clave de nuestra manera de hacer banca, basada en generar relaciones a largo plazo con nuestros clientes”.
Publicidad

Noticias relacionadas