Sala vacía del consejo de la AEB

La banca se aprieta el cinturón ante la que se avecina

La banca española ha encajado pérdidas de 1.125 millones hasta marzo por la COVID19, al tiempo que provisiona 3.587 millones de euros para adelantarse a los tiempos difíciles.

Guardar

Sala vacía del consejo de la AEB

TIEMPO DE LECTURA

1 min

17/06/2020 13:53

La banca española ha provisionado ya 3.587 millones de euros para afrontar la crisis provocada por la COVID19 y muestra cómo estas entidades han comenzado a apretarse el cinturón para adelantarse a la que se avecina. Las cuentas consolidadas muestran un resultado atribuido negativo de 1.125 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2020, según datos de la Asociación España de la Banca.

Las cifras muestran el enorme esfuerzo que han comenzado a realizar los bancos para anticiparse a un esperado aumento de la morosidad. Con el ajuste trimestral, han logrado elevar la tasa de cobertura hasta el 73%, aunque la mora se mantiene en niveles bajos aún: 3,6%, por debajo del 4% de hace un año.

La escena se complica además, porque su rentabilidad seguirá comprometida debido a los bajos tipos de interés. El esfuerzo en dotaciones y saneamientos, que supera los 5.600 millones, supone un incremento del 160% respecto al acometido en el mismo periodo del año anterior.

RESULTADOS A MARZO DE 2020

Aún no se observa deterioro del margen bruto en torno a los 21.000 millones, y eso que sí presentan ligeras reducciones en los márgenes de intereses y por comisiones.

El balance muestra también el esfuerzo de reducción de costes, que es lo que explica buena parte de un ratio de eficiencia en el 47,6% hasta marzo (+1,6% interanual), no demasiado lejos de la media europea del 64%.

El impacto de todo ello en el beneficio bruto alcanza los 900 millones de euros, un descenso del 85%.

https___s1_aebanca_es_wp-content_uploads_2020_06_nota-de-prensa-sobre-los-resultados-de-los-bancos-espaoles-a-marzo-2020-1_pdf

BALANCE CONSOLIDADO

El balance consolidado ascendió a 2,69 billones de euros a finales de marzo de 2020, lo que significa un incremento del 3,2% durante el conjunto del ejercicio, por importe de 83.000 millones de euros.

Los créditos a clientes subieron en 32.000 millones, un 2% interanual más, hasta casi 1,6 billones de euros. Los depósitos apenas crecieron un 1%, sumaron más de 12.000 millones y alcanzaron un saldo de 1,45 billones.

A consecuencia de los resultados negativos del trimestre, el patrimonio neto contable se queda un 4,6% inferior al reflejado en el balance de marzo del año anterior. La ratio de capital de máxima calidad (CET1) en carga plena (fully loaded) se elevó al 11,37%, 10 puntos básicos por encima de la del año anterior.

Noticias relacionadas