Barcelona vs Berlín, la pugna por las ferias tecnológicas

Guardar

29/08/2017 11:15

Aún con la arena de la playa en las zapatillas y el síndrome post-vacacional asomando entre los trabajadores. Las grandes firmas de tecnología hacen sus maletas para viajar al corazón de Europa para encarar los últimos meses del año y presentar las novedades que coparán las cartas de los Reyes Magos estas navidades.

“La IFA es el final del verano” se escucha por los círculos periodísticos que estos días cubren la feria tecnológica de Berlín. Cada uno de septiembre, la Messe berlinesa abre sus puertas para recibir a más de 240.000 personas y más de 1.823 empresas, según datos de la organizadora.

Con más de 90 años de historia, la IFA berlinesa es el referente tecnológico e innovador a este lado del Atlántico. Aunque en 2006, la Messe berlinesa vio como a 1.500 kilómetros nacía un hermano pequeño, el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona.

Una distancia que aún se refleja, cada vez menos, en los números finales de cada feria. Por la Fira de Barcelona, el pasado mes de febrero y marzo, pasaron 108.000 visitantes, un nuevo récord según los datos de GSMA. Los números de la feria alemana aún duplican los del evento español de principios de año.

No obstante, el Mobile World Congress tiene menos días de duración, pero eso no ha impedido que el impacto económico sobre la ciudad condal aumente cada año e, incluso, este año alcance la cifra total del evento alemán en 2016.

El MWC aportó en 2010 unos 225 millones de euros; 275 al año siguiente, 311 en 2012; 362 en 2013 y 397 en 2014. La cifra aproximada que manejan los organizadores del evento es de 465 millones de euros en 2017. La Messe de Berlín recogió en 2016, 450 millones de euros, según su página oficial.

Medio año de separación

Sin embargo, el peso en las tecnológicas vira cada vez más al ambiente mediterráneo de la Fira de Barcelona. A pesar de celebrarse unas semanas después del gran evento tecnológico de cada año, el CES de Las Vegas, las multinacionales del sector se dejan ver con novedades en sus stands en Barcelona.

Aunque, cada vez apuestan más por sus propios eventos. Hace unos años era habitual que Samsung presentara su nuevo Note en los eventos previos a la feria alemana. Este 2017, la surcoreana ha hecho las maletas para viajar unos días antes a Nueva York y presentar en exclusiva su último gran dispositivo, el Samsung Galaxy Note 8.

Huawei este año tampoco dará a conocer sus nuevas apuestas, ya que para ello habrá que esperar a octubre y viajar a Múnich. Tan solo LG traerá su nuevo smartphone.

Sin embargo, los grandes pabellones de la Messe berlinesa, que aún están con los últimos retoques, se preparan para enseñar las últimas novedades en realidad virtual e Internet de las Cosas.

Noticias relacionadas