Basura electrónica: un negocio de 48.000 millones

05/07/2017 12:56

La sociedad actual produce gran cantidad de basura y residuos en todos los ámbitos, pero los derivados de la tecnología preocupan especialmente, debido a sus componentes altamente contaminantes y al aumento exponencial previsto en la cantidad producida; un 33% en los próximos cuatro años, según el informe E-Waste monitor de la ONU.


La denominada basura electrónica implica muchas problemáticas, una de ellas la mala gestión de los deshechos, ya que suele acabar en países de África en vertederos electrónicos. Roberto Espinosa, socio director de LTC Madrid explica en Capital Radio que muchos de estos residuos se queman para extraer los metales preciosos como oro y platino que contienen, lo que "es contaminante y un desperdicio". Además la gestión de estos residuos tiene "un potencial de industria enorme" si el proceso de reciclaje se hace correctamente.



Se calcula que este tipo de desperdicios podría llegar a alcanzar los 48.000 millones de euros de valor, según el mismo informe, pero Espinosa destaca que "el reciclaje de estos residuos es complejo y requiere unos medios avanzados". Para el experto es importante reutilizar los dispositivos que aún funcionan o arreglarlos, aunque también se extraen los componentes valiosos de los productos que ya no funcionan. La mayor parte de los residuos provienen de los países desarrollados y destaca EEUU como el mayor productor.


En España, país europeo en el que se consumen gran cantidad de productos electrónicos, se genera un millón de toneladas de desechos según un informe de Back Market. Para minimizar el impacto medioambiental, Espinosa explica que por un lado, se intenta reducir la toxicidad de los residuos para que "en el caso de que esa basura acabe en el sitio que no debe, contamine menos". Por otro lado, se carga un impuesto de reciclaje a los vendedores, pero muchas veces "la cadena de reutilización se rompe" y surgen fraudes. Para Roberto Espinosa la solución pasa por que la sociedad tome conciencia de que no podemos tirar estos pequeños aparatos, como móviles, a la basura pero que también es importante la intervención de las autoridades para evitar estos fraudes.


 

Noticias relacionadas