Bezos, chantajeado por el tabloide National Enquirer

Bezos, chantajeado por el tabloide National Enquirer

Redacción Capital Radio

ETIQUETAS

amazon

jeff bezos

TIEMPO DE LECTURA

1 min

08/02/2019 07:49

Jeff Bezos, propietario de Amazon, ha acusado a la empresa matriz del tabloide, The National Enquirer, de chantaje. La publicación americana amenazaba con publicar mensajes y fotos íntimas que el empresario compartía con su amante, Lauren Sanchez. Bezos ha dado a conocer la situación a través de un largo artículo en el que publica las comunicaciones con la editora America Media Inc. (AMI), propietaria del tabloide. “En lugar de ceder ante la extorsión y el chantaje, he decidido publicar exactamente lo que me enviaron, a pesar de la amenaza que supone en coste personal y vergüenza”, relata Bezos. La historia desde el principio nos la ha contado nuestro corresponsal en Manhattan, Argemino Barro.



El tabloide ya sacó a la luz en enero que Bezos mantenía una relación extramatrimonial con la ex presentadora de televisión, Lauren Sanchez, días después de que el dueño de Amazon y su ex mujer anunciaran su divorcio. Tras publicar esta información, Jeff Bezos contrató al experto en seguridad, Gavin de Becker, para conocer el origen de la filtración e investigar a la empresa editora, hecho que incomodó a America Media y dio pie a las amenazas de publicar sus fotos íntimas.

America Media está dirigida por David Pecker, íntimo amigo de Trump y personaje vinculado a las investigaciones sobre las actuaciones dudosas del presidente estadounidense. De hecho, la investigación federal sobre la supuesta financiación irregular de la campaña de Trump en 2016, apunta a que Pecker ayudó a Trump a través de The National Enquirer. La publicación compró en exclusiva la historia de Karen McDougal, una modelo de Playboy que aseguraba haberse acostado con Trump, y enterró la información. La modelo cobró 150.000 dólares, aunque más tarde acudió a los tribunales y sacó a la luz la historia. Cuando Pecker se vio involucrado en la investigación sobre Trump, decidió colaborar con la fiscalía a cambio de inmunidad.

“Los investigadores federales y los medios legítimos, por supuesto, han sospechado y demostrado que el Sr. Pecker ha usado el Enquirer y la AMI por razones políticas” señala Bezos en su carta pública. En este contexto, Bezos cree conveniente aclarar que él es el dueño de The Washington Post. “Es inevitable que ciertas personas poderosas que experimentan la cobertura de noticias del Washington Post concluyan erróneamente que soy su enemigo. El presidente Trump es una de esas personas, como muestran muchos de sus tweets”, aclara Bezos.

"Impopular en ciertos círculos"


Jeff Bezos apunta directamente a la amplia cobertura que The Post está realizando sobre el asesinato de su columnista Jamal Khashoggi  que es, sin duda, “impopular en ciertos círculos”. Khashoggi fue un periodista muy crítico con el régimen de Arabia Saudí que fue asesinado en la Embajada saudí en Turquía supuestamente por orden directa del príncipe saudí.

“El Sr. Pecker y su compañía también han sido investigados por varias acciones que tomaron en nombre del Gobierno de Arabia Saudita”, relata Bezos que además aporta una noticia de The New York Times que asegura que Pecker estaba intentando hacer negocios en Arabia Saudí y que invitó a un representante de ese país a una cena con Trump.

Además, adjunta otra información de Associated Press sobre una revista de America Media que salió el año pasado en los quioscos y realizaba un retrato muy amable del régimen saudí.

Todo apunta a Trump


El investigador contratado por Bezos, Gavin de Becker, confirmó a The Daily Best que la investigación sobre AMI existe y que es privada y personalmente pagada por Bezos e independiente de Amazon y del Post.

Además, De Becker confirmaba que había interrogado a Michael Sanchez, el hermano de Lauren Sanchez, como posible fuente de las filtraciones íntimas de Bezos. Michael Sanchez es un conocido agente artístico de Hollywood y abiertamente partidario de Trump. De hecho, Sanchez es amigo cercano de personajes como Roger Stone o Carter Page, ambos muy cercanos al presidente estadounidense.
Publicidad

Noticias relacionadas