Bruselas multa con 110 millones a Facebook por "engañar" con la compra de WhatsApp

Guardar

18/05/2017 07:11

La Comisión Europea (CE) anuncia la imposición de una multa de 110 millones de euros a Facebook por proporcionar información "incorrecta o engañosa" durante la investigación que abrió en 2014 a la adquisición de la aplicación móvil de mensajería WhatsApp por parte de la red social. Esta es la primera vez que la Comisión adopta una decisión "por la que se ponen multas a una empresa por haber proporcionado información incorrecta o engañosa" desde la entrada en vigor de la normativa de 2004.

"La decisión de hoy manda una clara señal a las empresas sobre que deben cumplir con todos los aspectos de las normas de fusiones de la UE, incluyendo la obligación de proporcionar información correcta. Impone una multa proporcionada y disuasoria a Facebook", señala en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.



Esta decisión de Bruselas llega después de que en diciembre, la CE acusara a Facebook de aportarle "informaciones inexactas o engañosas" en el marco de la investigación abierta en 2014 en relación a la compra de la aplicación de mensajería. En aquel momento y en respuesta a su petición de información, Facebook indicó a la Comisión que no estaba en condiciones de "asociar de manera automática y fiable las cuentas de usuario de las dos empresas".

En agosto de 2016 WhatsApp anunció, al actualizar sus condiciones generales de uso y su política de confidencialidad, la posibilidad de asociar los números de teléfono de los usuarios de WhatsApp a los perfiles de identidades de Facebook. La compañía explicó que el objetivo era mejorar el servicio suministrado, al permitir por ejemplo a Facebook hacer mejores propuestas de amigos o incluir publicidad más pertinente sobre las cuentas de Facebook de los usuarios de WhatsApp.

Bruselas estima que, a título preliminar, frente a afirmaciones de Facebook y la respuesta dada por esta empresa durante el examen de la operación, la posibilidad técnica de asociar automáticamente las identidades de los usuarios de Facebook con las de los de WhatsApp ya existía en 2014. "Las empresas deben aportar informaciones exactas a la CE durante las investigaciones sobre las concentraciones. Se deben tomar esta obligación en serio. El examen objetivo y en tiempo útil de las operaciones de concentración por parte de la CE dependen de la exactitud de las informaciones aportadas por las empresas afectadas"explica la CE.

A pesar de la multa a la compañía estadounidense, Bruselas explica que esto no afecta a la decisión de autorizar la operación de 2014. Además, "no tiene relación con los procedimientos nacionales antimonopolio o de privacidad y protección al consumidor" que pueden surgir después de la actualización de los términos en 2016.

Por su parte, Facebook responde:"Hemos actuado de buena fe desde nuestras primeras interacciones con la Comisión y hemos tratado de proporcionar información precisa en cada momento. Los errores que cometimos en nuestras solicitudes de 2014 no fueron intencionales y la Comisión ha confirmado que no afectaron el resultado del examen de la fusión. El anuncio de hoy pone fin a este asunto ".

 

Noticias relacionadas