El CEO de American Express dejará su cargo después de 16 años al frente

Guardar

19/10/2017 06:16

Tras más de 30 años en la compañía y 16 años al frente, el consejero delegado de American Express, Kenneth I Chenault, dejará su cargo. Le sucederá en el cargo Stephen J. Squeri, actual vicepresidente y presidente de servicios globales corporativos.

Tras la inesperada muerte del ex presidente de American Express y su heredero Ed Gilligan durante un vuelo desde Tokio a Nuevo York hace dos años, el consejo tuvo que preparar a Squeri para el puesto.

Chenault que se enfrentó a retos como la crisis financiera de 2008, es uno de los Afroamericanos más influyentes en el ámbito del liderazgo de negocios. Además, también es uno de los consejeros delegados mejor pagados de la industria financiera, con 22 millones de dólares en 2016.

American Express ha estado centrada durante mucho tiempo en los consumidores, ganándose una reputación impecable por sus servicios de atención al cliente. Sin embargo, en los últimos años la compañía ha tenido que luchar con una competencia cada vez mayor. En 2015 perdió un acuerdo con los almacenes Costco, que habían aceptado solo tarjetas AmEx durante 16 años. También ha tenido dificultades para mantener una ventaja en la categoría de recompensas, ya que otros emisores de tarjetas de crédito intentan atraer a los clientes con bonos y recompensas cada vez más atractivas.

"Estamos comenzando un nuevo capítulo desde una posición de fortaleza y este es el momento adecuado para hacer la transición de liderazgo a alguien que ha jugado un papel central en todo lo que hemos logrado", ha declarado Chenault en un comunicado. "Hemos abordado eficazmente los desafíos competitivos y hemos rediseñado nuestras capacidades de marketing, servicio al cliente y gestión de riesgos para la era digital".

Además, la compañía también ha presentado resultados. En el tercer trimestre ha elevado su beneficio neto un 19% hasta los 1.350 millones de dólares y sus ingresos han mejorado un 9%.

Los datos superaron las estimaciones de 8.290 millones de dólares de los analistas de Wall Street. Las acciones de la compañía cayeron en picado en 2015, pero este año se han recuperado un 24%.

Noticias relacionadas