Dejar de usar desodorante para mantener la distancia: Así se comportaron los consumidores de Unilever

Durante el confinamiento cayó la demanda por los productos de cuidado personal mientras que aumentó el consumo de helado, según Unilever

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

24/07/2020 16:44

Durante la temporada de resultados no solo podemos ver cuáles son las empresas que han salido mejor paradas tras el confinamiento, también podemos detectar cambios en los hábitos de consumo. Al parecer la estética dejó de ser una de nuestras prioridades porque según Unilever, hemos dejado de usar desodorante y nos hemos volcado al helado y al chocolate. ¿Será que los consumidores han dejado de oler bien a posta para respetar la distancia social?

Escucha el reportaje completo en el siguiente podcast.

Dejar de usar desodorante para mantener la distancia: Así se comportaron los consumidores de Unilever

Según la compañía que agrupa marcas como AXE, Dove y Rexona, el confinamiento ha producido una fuerte caída en todos los productos que tienen que ver con el cuidado personal como las colonias, el desodorante y el maquillaje.

Lo que sí ha tenido un repunte han sido los helados de marcas como Ben and Jerrys y Magnum. A pesar de que los restaurantes y bares, que suponen un tercio de las ventas de la empresa, cerraron, la demanda por los snacks dulces en casa se ha disparado un 26% en el segundo trimestre.

Los niños aburridos vuelven a jugar con Barbies

También ha cambiado la forma de jugar de los niños. Seguro muchos padres han tenido que luchar con las pantallas para que sus hijos hicieran la tarea. Pero al parecer durante el confinamiento también los niños se cansaron de las pantallas y volvieron por un rato a los juguetes tradicionales.

Así lo registra la empresa Mattel que dice que las ventas de las muñecas Barbie aumentaron un 7% durante el segundo trimestre a los 199 millones de dólares. También creció la demanda por el juguete de peluche Baby Yoda.

Las familias estadounidenses también volvieron a reunirse en el salón para jugar juegos de mesa como el UNO. Veremos si estos hábitos nos marcarán después del confinamiento y le demos menos importancia a la estética, a las pantallas y más a jugar en familia. Pero es algo que podremos evaluar más adelante en el tiempo.

Noticias relacionadas