Dogi Internacional se une a la fuga de Cataluña

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

06/10/2017 05:49

Tras la decisión de la biotecnológica Oryzon y el Banco Sabadell, otras empresas con sede en Cataluña han decidido seguir sus pasos. La última que ha decidido “fugarse” ha sido la empresa textil Dogi Internacional. La empresa catalana fue fundada en 1954 y tiene su principal fábrica en la localidad barcelonesa de El Masnou, donde cuenta con 163 empleados

La compañía comunicó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores su decisión de trasladar su sede social a Madrid. La cotizada se muda a la capital con “el fin de optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores” ha señalado la empresa en su nota remitida a la CNMV.

La fuga no ha hecho más que empezar, CaixaBank ha convocado este viernes un consejo para analizar también su traslado. Ante esta situación el gobierno prepara un decreto-ley para facilitar la salida de empresas de Cataluña.

Codorniú advierte del riesgo económico

La empresa familiar más antigua de España afirma que esta crisis afecta directamente a todos los empleados, clientes y proveedores que trabajan en toda la geografía española. La compañía vitivinícola que tiene su sede en Sant Sadurní d'Anoia afirma que es una empresa "catalana y también española" y lamenta que se la haya vinculado con el independentismo sin que tenga nada que ver con este proceso ni ningún otro.

Noticias relacionadas