El beneficio de Repsol supera expectativas gracias al refino

El abaratamiento del petróleo lastró el beneficio ajustado de Repsol en el tercer trimestre, aunque la petrolera logró superar las expectativas gracias a la resistencia de sus negocios de refino

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

2 min

31/10/2019 11:09

El abaratamiento del petróleo lastró el beneficio ajustado de Repsol en el tercer trimestre, si bien la petrolera española logró superar las expectativas del mercado gracias a la resistencia de sus negocios de refino.

Repsol bombeó más petróleo entre julio y septiembre, pero los precios del crudo sufrieron presión bajista por la mayor oferta en Estados Unidos y por la perspectiva de que la desaceleración económica global y las disputas comerciales terminen afectando a la demanda.

El grupo de petróleo y gas obtuvo un beneficio neto ajustado de 522 millones de euros en el tercer trimestre, un 11,2% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los analistas de una muestra realizada por la propia compañía esperaban de media un resultado de 479 millones de euros.

La filial de "downstream", que incluye los negocios de refino, marketing y GLP, registró un incremento del 10,7% en su beneficio neto ajustado trimestral (antes de extraordinarios y a coste constante de inventario).

El margen de refino en España subió a 5,5 dólares por barril en el periodo, desde los 3,5 dólares del trimestre anterior, según avanzó Repsol a principios de octubre.

En los primeros nueve meses del año, el beneficio ajustado de Repsol bajó un 4,8% a 1.637 millones de euros, caída que la petrolera atribuyó a la ausencia de plusvalías (el año pasado vendió su participación histórica en Naturgy, la antigua Gas Natural) y la menor valoración de sus inventarios de hidrocarburos por la caída del crudo.

Estos factores "tuvieron un efecto comparativo negativo de más de 600 millones de euros respecto al año anterior", dijo la petrolera en uno de sus comunicados al supervisor bursátil.

Repsol cerró septiembre con una deuda neta de 3.840 millones de euros, un incremento de 174 millones respecto a junio, por el coste del programa para recomprar y posteriormente amortizar acciones por el 5% de su capital, una de las formas con las que la petrolera retribuye tradicionalmente a sus accionistas.

La compañía dirigida por Josu Jon Imaz se está diversificando hacia negocios menos contaminantes como el de electricidad, apostando por proyectos eólicos y solares.

Un análisis detallado de 50 compañías de petróleo y gas realizado por Transition Pathway Initiative en septiembre concluyó que sólo Repsol y el gigante británico-holandés Royal Dutch Shell estaban alineadas con los objetivos nacionales de emisiones de CO2 pactados en el Acuerdo de París de 2015.

Repsol prepara la ampliación para atender el dividendo en acciones

Repsol anunció el jueves el calendario previsto para su programa de dividendo flexible, que incluye una ampliación de capital para atender el pago a los accionistas que elijan la retribución en acciones en lugar de efectivo.

El periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita discurrirá entre el 17 de diciembre y el 7 de enero, el 9 de enero se realizará el pago en metálico y los nuevos títulos comienzan a cotizar el 23 de enero.

REUTERS

Noticias relacionadas