Empresas: por qué un trabajador no es productivo

Empresas: por qué un trabajador no es productivo

Alicia Calvete

TIEMPO DE LECTURA

1 min

05/03/2019 06:10

El mercado laboral no parece mejorar. Los indicadores relacionados con el empleo como el paro son malos, pero hay otros indicadores de la economía que están peor, estancados, como la productividad en el ámbito de las empresas que no crece desde hace 20 años según el INE. 

La productividad es importante porque mide cuánto más puede hacer un país con los mismos trabajadores y recursos. Define cuánto crece el PIB per cápita y marca la evolución de los salarios. Pero la realidad es que "el 95% de lo que hacemos en el día a día no da resultados. Las empresas y las personas no sabemos de productividad, siempre nos han educado en el concepto de dedicar muchas horas al trabajo", Aritz Urresti, CEO de goalboxes, y autor del libro Las Cajitas del Éxito. 



El problema en España es que se trabaja por horas y no por metas y objetivos, según el experto. Explica que la productividad es un mal en casi todas las empresas, por eso aconseja a los empresarios algunas pautas para mejorar el rendimiento de sus empleados.

La clave es que cada puesto de trabajo tiene que tener unos objetivos marcados o un registro diario de lo que se hace en una semana semanalmente, para analizar si lo que hemos hecho es rentable y saber si hemos perdido el tiempo. "Es imposible mejorar la productividad si no sabes que tareas son rentables y cuáles no", dice Aritz.

Según un estudio reciente de la Fundación BBVA, se aprecia que la productividad española ha sufrido un descenso continuo desde mediados de los años 90 hasta el 2014 , que se vio afectada tras la entrada en el euro y especialmente durante la crisis.

(Imagen: PTF=Productividad Total de los Factores)

Fuente: BBVA Fuente: BBVA

 

Según el INE, la causa de la nula productividad es la incorporación de trabajadores con menos formación y el crecimiento de sectores poco productivos como la construcción o las Administraciones públicas.

Para César Fernández, presidente de ISBIF, Instituto Superior de Bolsa Inversión y Finanzas, una de las causas de la baja productividad es el tamaño de las empresas. "Las empresas tienen un problema de importante para crecer en tamaño debido a los problemas burocráticos. Las empresas grandes son más productivos, por eso cuando se presume que España es un país de pymes, para mía, es una desgracia".



Desde otro punto de vista,  Miguel Ángel Robles, CEO de La Neurona, subraya que "veníamos de un momento en que la bajada de sueldo provocada por la crisis, llevó a que la productividad aumentara debido a que el factor coste/trabajo había disminuido mucho, por eso es normal ver ahora índices bajos de productividad.



A pesar de estos datos negativos, ¿cómo identificamos a una empresa que es productiva? Si es capaz de competir en los mercados globales, según la economista Ana Plaza.



No obstante, fuera de nuestras fronteras, España siguiendo un país con poca productividad si lo comparamos con sus socios europeos donde este indicador ha crecido casi un 5% en el año 2018.

 

 

 

 

 

 
Publicidad

Noticias relacionadas