Huawei presenta HarmonyOS ante un futuro de incertidumbre

La compañía china asegura que se podrán seguir ejecutando las aplicaciones de Android

Huawei presenta HarmonyOS ante un futuro de incertidumbre

La compañía china asegura que se podrán seguir ejecutando las aplicaciones de Android

Javier Luengo Moya

09/08/2019 12:56

Huawei ha cumplido con su promesa y ha presentado el que será el nuevo sistema operativo (SO) que regirá a sus dispositivos. La compañía china ha sacado del cajón HarmonyOS en la Conferencia de Desarrolladores 2019 que organizó la empresa en Dongguan (China).

Meses de rumores y especulaciones desde que comenzaran a entreverse las consecuencias de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos han terminado con la construcción del tercer sistema operativo móvil que entra en un mercado polarizado por IOS (Apple) y Android (Google).

Richard Yu, consejero delegado de la división de consumo de Huawei, apunta que tener este sistema operativo propio pone a Huawei en primera línea ante los retos que se presentan en un futuro operado por el internet de las cosas.

HarmonyOS llega tras el veto a los negocios de la empresa con compañías estadounidenses por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump tras haberla considerado como “una amenaza a la seguridad nacional”.

Eliminar barreras

El nuevo sistema se ha calificado como un “software para todos” y para todos los dispositivos (ordenadores, móviles o coches inteligentes) que se interconectarían a través de una sola cuenta, como ya sucede en los casos de iCloud de Apple o Gmail de Google.

Además, en línea con esta idea se ha publicado que HarmonyOs será compatible con todas las aplicaciones desarrolladas en numerosos lenguajes informáticos de manera que se “evitan las barreras de tener que desarrollar al app en función del dispositivo para el que estén diseñadas”.

Esto se conseguirá gracias a un IDE multilenguaje y al Huawei ARK Compiler, una conjunto de aplicaciones estático que puede funcionar a la vez que la máquina virtual de Android.

Android parte como favorito

No obstante, el presidente de la compañía, Liang Hua, ha reiterado en múltiples ocasiones que la preferencia de Huawei siempre será utilizar Android, “si EE.UU. nos lo permite” aunque apunta a que ellos siguen manteniendo que “tienen capacidad de desarrollar nuestro sistema operativo y su ecosistema”.

La tecnológica ha confirmado ya estabcómo algunas de las características que han incluido en este su nuevo softwarean implementadas en algunos de sus teléfonos inteligentes de alta gama o wearables.

El CEO de la empresa asevera que cambiar de Android a HarmonyOs no es muy complicadoy que podría hacerse en no más de dos días para sus más de 500 millones de usuarios activos repartidos a lo largo y ancho de los 216 países en los que EMUI está presente.

La seguridad como telón de fondo

Pese a que HarmonyOS será un sistema open-source, es decir, no será exclusivo para Huawei sino que cualquier empresa podrá acceder a este código abierto, Yu ha afirmado que los diseñadores y programadores han hecho hincapié en “mantener la mayor cantidad de servicios posibles en modo usuario añadiendo medidas de protección”.

Yu ha puesto también de manifiesto que algunos de los servicios como la gestión de archivos o de la memoria se han sacado del microkernel y se han bloqueado de manera que no hay posibilidad de tener “una llave maestra que abra todas las puertas de la casa.

La primera de las versiones del nuevo software llegará primero a las televisiones inteligentes, con previsiones a instalar el sistema operativo antes de finales de año en estos dispositivos.

Sin embargo, durante los próximos tres años, HarmonyOs será optimizado y adoptado gradualmente por un rango más amplio de dispositivos inteligentes”.

Los chinos serán los primeros

En su primera fase, Huawei ha confirmado que el nuevo SO se va a quedar en China ya que es este el país donde tiene el grueso de su mercado. Con el tiempo, se extenderán a nuevos mercados y áreas como las cámaras o la Inteligencia Artificial.

Ante un entorno en el que China y Estados Unidos siguen tirando cada uno de su extremo en plena guerra comercial, Huawei no quiere dejar en el aire, y mucho menos en las manos de Trump, el futuro de sus relaciones comerciales con Google y el resto de empresas estadounidenses con las que mantiene relaciones transaccionales.

Publicidad

Noticias relacionadas