ING “aparca” su producto estrella, la Cuenta Naranja, por la inversión pasiva

ING “aparca” su producto estrella, la Cuenta Naranja, por la inversión pasiva

José A. González

ETIQUETAS

ing

TIEMPO DE LECTURA

2 min

22/05/2019 11:00

Los tipos de interés se mantienen en mínimos históricos y la inflación continúa al alza. “Los 27.000 millones de euros de la Cuenta Naranja no son rentables para los clientes, están perdiendo dinero”, apunta César González Bueno, CEO de ING.

Hace 20 años, el banco holandés irrumpió y revolucionó el mercado con una cuenta corriente remunerada al 3,10% y sin comisiones. Ahora, la entidad apuesta por otro mercado muy copado, la inversión en gestión pasiva. “Todo está inventado”, añade González Bueno.

La cultura financiera de los española sigue siendo muy deficiente, “los españoles invertimos poco”, destaca el CEO de ING en España. En la actualidad, 800.000 millones de euros están en depósitos sin remunerar, “tenemos miedo a invertir”. “En resumen, los datos muestran que una inversión de largo plazo con una diversificación que permita beneficiarse de la tendencia al alza de la economía mundial es la mejor opción para obtener rentabilidad de los ahorros”, apunta la entidad.

Su apuesta es Inversión Naranja+, una propuesta de inversión destinada a que los ahorradores tengan la posibilidad de obtener rentabilidad de sus ahorros de un modo sencillo. “Queremos democratizar la inversión”, añade González Bueno.

Una estrategia basada en tres pilares: largo plazo, diversificación y gestión pasiva – y cuenta con un modelo de relación que, por un lado, ayuda a elegir la mejor opción según el perfil de cada cliente y, por otro, le acompaña en todo el proceso de inversión. “Ponemos a disposición de todos los clientes un modo de invertir que hasta ahora estaba solo al alcance de unos pocos: tener exposición a los principales mercados del mundo para beneficiarse del crecimiento de la economía mundial en el largo plazo”, señala Jan Van Sande, Director de Ahorro e Inversión de ING España.

A través de un test de idoneidad, cada cliente podrá elegir una de las siete carteras del nuevo producto de la entidad naranja. Todas las carteras son de gestión pasiva y replican el comportamiento de los índices globales. Gracias a ello es posible beneficiarse de la tendencia al alza del mercado en el largo plazo (el 98,5% de los fondos globales de gestión activa no consiguen batir al índice global a 10 años) y contar con un producto más competitivo. De hecho, con una comisión del 0,99%, el coste de Inversión Naranja+ es menos de la mitad de la media de los fondos disponibles en el mercado español.

En este periodo ING ha asesorado a unos 5.700 clientes, de los que el 50% han decidido invertir, y de ellos, el 20% no había invertido antes. De este modo, en la actualidad ya cuentan con 100 millones de euros de activos bajo gestión, de los que la mitad procede de ahorros. Y, finalmente, el modelo de relación consigue una puntuación muy satisfactoria de 4,4 puntos sobre 5

ing
Publicidad

Noticias relacionadas