Intel este 2021 ha cambiando de patrón y las primeras modificaciones en su hoja de ruta ya son evidentes. La tecnológica estadounidense invertirá 20.000 millones en Arizona (Estados Unidos). Entre los planes destaca, especialmente, la creación de la división Intel Foundry Services (IFS) para proveer de semiconductores a EEUU y a Europa. Intel va a por el negocio de TSMC, ¿tiembla la taiwanesa?

Actualmente, la compañía taiwanesa es la reina en la fabricación de chips que dan vida a smartphones, videoconsolas, vehículos y todo objeto inteligente.

La reacción en el mercado de TSMC ha sido reaccionar con caídas esta mañana, horas después de conocer los planes de Intel, pero ¿es preocupante para la asiática?

Gráfico diario TSMC
Google

Como se puede ver en los datos recopilados por Statista, la tarta del mercado de fabricación de chips está repartido entre unos pocos, concretamente, cuatro gigantes: TSMC. Global Foundries, Samsung Electronics y UMC.

Statista

Casi, el 50% de este mercado está en manos de la taiwanesa y entre sus clientes aparecen AMD, NVIDIA, Qualcomm, Apple o Sony. La gran ventaja de esta firma son sus nodos de fabricación de semiconductores más avanzados y, sobre todo, una capacidad de producción enorme.

"Intel es y seguirá siendo un desarrollador líder de tecnología de procesos, un fabricante importante de semiconductores y el proveedor líder de silicio a nivel mundial", detalló Pat Gelsinger, CEO de Intel, durante la presentación de los planes de la compañía estadounidense.

Entre sus objetivos está arañar clientes a la gigante taiwanesa y en una diapositiva de la presentación hecha publica esta semana ya se aprecian cuáles son los nombres que buscan atraer: Amazon , Google , Microsoft y Qualcomm. Estos son algunos de los gigantes a los que Intel espera llamar en los próximos años.

"Buscaremos clientes como Apple", avisaba también Gelsinger. El gigante de Cupertino tiene un macro contrato asegurado con TSMC y que le está permitiendo ser uno de los pocos o quizá el único que se salva del parón de la producción de semiconductores por el cuello de botella que se está produciendo en las factorías de estos gigantes asiáticos.

No obstante, en el mercado de los semiconductores es habitual que las compañías compartan "fabricantes". NVIDIA, por ejemplo, es cliente tanto de TSMC como de Samsung. Y AMD es cliente de TSMC y GlobalFoundries.

La fundición de Intel ofrecerá una alternativa con base en Estados Unidos y Europa a las fábricas de chips asiáticas.

¿Independencia de TSMC?

Aunque Intel se ha puesto a trabajar, mejor dicho a plantear, su camino para convertirse en un fabricante de semiconductores, aún no podrá desligarse de TSMC.

Los planes de la firma estadounidense son para finales de esta década. En estos momentos, Intel maneja a la perfección los semiconductores de 14 y 10 nanómetros.

El mercado ya está por los 5 nanómetros, se habla ya de 3 e, incluso, hay tecnología para llegar a los de 1 nanómetro. Intel se ha quedado atrás en esta carrera y le está costando coger el rebufo de los líderes.

Este 2021 comenzarán a producir, precisamente, junto TSMC los semiconductores de 7 nanómetros, mientras que la taiwanesa, por cierto, ya ofrece a sus clientes chips de 5 nanómetros.

Pero, quien más se frota las manos con un nuevo actor en el mundo de la fabricación de semiconductores es ASML Holdings, pero eso es otra historia.