Javier Hernani (BME): "BME es el primer mercado europeo en salidas a bolsa en 2017"

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

28/07/2017 06:52

El beneficio neto de BME correspondiente al segundo trimestre del ejercicio 2017 alcanzó un importe de 41 millones de euros y es el tercer trimestre consecutivo de crecimiento en el resultado. El resultado mejora en un 4,2% al conseguido el trimestre anterior y es un 4,9% inferior al alcanzado en el segundo trimestre de 2016. “Es un buen trimestre en términos generales, se ve una recuperación secuencial trimestral”, explica en Capital Radio Javier Hernani, CEO del Grupo BME.



En el segundo trimestre, los ingresos ascendieron a 83,6 millones de euros. Una vez descontados los costes variables directos de las operaciones, los ingresos netos alcanzaron 82,8 millones de euros. Los resultados de estos tres últimos meses “han tenido menos volatilidad que en el mismo ejercicio del año pasado sin el impacto del brexit”, añade Hernani.

El EBITDA del grupo en el trimestre ha sido un 3,7% inferior al año anterior. El beneficio por acción acumulado en los seis primeros meses se ha elevado hasta 0,97 euros por acción, de los cuales 0,49 euros es el beneficio por acción que correspondió al segundo trimestre.

Por su parte, los ingresos obtenidos por el negocio de renta variable han alcanzado los 76,1 millones de euros, un 1,6% más en comparación con los meses de 2016.  El EBITDA resultante, tras descontar los costes operativos en la unidad, ascendió a 28,1 millones de euros en el segundo trimestre de ejercicio y a 55,5 millones de euros, acumulado en el semestre.

Unas cifras positivas para el Grupo BME, pero que esperan una segunda mitad de ejercicio con mayores perspectivas. “El segundo semestre tiene una cara más positiva y esperemos que se consolide esta recuperación”, apunta el CEO del Grupo en Capital Radio

En el segundo trimestre de 2017 la contratación de Renta Variable ha continuado mostrando la pauta creciente de trimestres anteriores y ha recuperado un comportamiento positivo. "Somos los primeros en Europa en llevar flujo de capital a la Bolsa y los sextos del mundo”, destaca Hernani. 

Por su parte, la rente fija cayó un 1,6% hasta quedarse en los 83.137 millones de euros. Las admisiones de Deuda del Tesoro representaron 57.294 millones, con aumento del 9,5%, mientras que las admisiones de Renta Fija Privada supusieron 24.669 millones.

Los ingresos netos de la unidad correspondientes al segundo trimestre han ascendido a 2,2 millones de euros presentando un retroceso del 17,6% frente a 2016.

Noticias relacionadas