José Sevilla (Bankia): "Un impuesto a la banca es un sinsentido"

José Sevilla (Bankia): "Un impuesto a la banca es un sinsentido"

José A. González

27/07/2018 06:45

El impuesto a la banca es uno de los temas del momento en el sector bancario. Esta semana con la presentación de resultados de las entidades, sus dirigentes han aprovechado para mostrar su rechazo a este impuesto que según los técnicos de Gestha recaudaría unos 2.000 millones de euros al año.



"Aumentar la presión fiscal sobre el sector bancario no es adecuado", señala en Capital Radio el CEO de Bankia, José Sevilla. "No le veo sentido hablar de este impuesto a la banca", añade.

En la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados de la entidad, Sevilla recalcó que "el comportamiento en Bolsa en los últimos meses de la banca ha sido malo" y eso es debido a la incertidumbre sobre este impuesto, aunque "estamos hablando de un futurible", puntualiza en Capital Radio.

Esta incertidumbre afecta al valor en bolsa de la entidad y "un aumento de la presión fiscal disminuye los flujos disponibles para accionistas", explica. Además, ha recordado que el Estado mantiene más del 60% del capital de Bankia.

Integración BMN

Bankia obtiene en los seis primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 515 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,1% respecto al mismo periodo del año anterior. A pesar de que las ganancias se mantienen prácticamente estables, la cifra se sitúa por encima de lo previsto por el consenso del mercado, que descontaba un resultado un 4,7% inferior, y además repuntan en el segundo trimestre.

El margen de intereses de la entidad crece un 5,3% en el periodo, hasta alcanzar los 1.047 millones de euros; mientras que el margen bruto sube un 11,8%, hasta 1.841 millones. Sin embargo, y en términos comparables, el margen bruto desciende un 7,5% por el efecto estacional de la aportación al Fondo Único de Resolución, al que la entidad aportó 61 millones entre abril y junio.

Bankia destaca que el resultado se ha visto impulsado por el aumento de los ingresos por comisiones derivado de una mayor actividad comercial, al tiempo que se han reducido los gastos por los ahorros derivados de la fusión con BMN. En concreto, las comisiones netas ascienden a 534 millones de euros entre enero y junio, lo que supone un 25,6% más respecto al año pasado.

 
Publicidad

Noticias relacionadas