Just Eat se come a sus rivales

Just Eat se come a sus rivales

Marta Isern

15/12/2016 15:57

Just Eat compra a la británica Hungryhouse y a la canadiense SkipTheDishes por más de 300 millones de dólares. Con este movimiento, la compañía de entrega de comida a domicilio impone su nevera en dos mercados clave.

Just Eat pagará 250 millones de dólares por la británica Hungry House a su propietaria, Delivery Hero, una compañía dedicada a la entrega de comida a domicilio con sede en Berlín que opera en 33 países. Para SkipTheDishes, pagará unos 66 millones de dólares. Con ello, Just Eat engulle los casi 3.000 restaurantes y los 350.000 clientes activos de la canadiense.

El acuerdo todavía está pendiente del visto bueno de la Autoridad de Competencia de Mercados. Aunque gracias a él, la gigante de la comida a domicilio ha conseguido quitarse de en medio a otros rivales, puesto que elimina la posibilidad de que Deliveroo se haga con Hungry House, una jugada que podría haber amenazado la posición competitiva de Just Eat.
Publicidad

Noticias relacionadas