Keller, la mujer que devuelve la elegancia a Givenchy

Guardar

17/03/2017 15:48

La firma de moda francesa Givenchy ficha por primera vez en sus 65 años de historia a una mujer para que tome las riendas de la compañía. Su nombre: Clare Waight Keller.

Ella será la nueva directora artística de la firma y pone fin así a una larga tradición de hombres diseñadores en la compañía, desde su fundador, Hubert de Givenchy, hasta Ricardo Tisci, que dejó la compañía a finales de enero tras doce años al frente de la marca.



Givenchy es matriz del grupo LVMH, el mayor grupo de la industria de lujo del mundo. Y el fichaje de Keller supone un cambio radical para el conglomerado, cada vez más centrado en el talento de las mujeres diseñadoras. De hecho, Keller es la segunda diseñadora femenina que lidera una importante firma de alta costura del grupo LVMH. La primera fue Maria Grazia Chiuri, nombrada directora artística de Dior el año pasado.

Esto cambia un patrón histórico de grandes marcas de moda dedicadas a la mujer pero en manos de creativos masculinos.

¿Qué supone la llegada de Keller a las filas de Givenchy? Parece ser que la compañía pretende volver a su época más clásica. Recordemos que la firma es conocida por diseñar uno de los vestidos más famosos del cine: el vestido negro que luce Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes.

Keller es conocida en la industria por sus diseños suaves, ultra femeninos y con acento retro. Utiliza con frecuencia los colores pastel, algo completamente opuesto al estilo de Tisci, sinónimo de una estética oscura, casi gótica.

Aunque Tisci llevó a Givenchy a un estilo más urbano con colaboraciones con Nike y famosos como Madona y Kanye West, todo apunta a que la compañía quiere recuperar su prestigio de antaño. Porque uno de los puntos fuertes de Keller es su talento para los bolsos. Un rasgo que Givenchy no ha pasado por alto, sobre todo teniendo en cuenta que los bolsos de su marca han perdido parte de su reputación.

LVMH no desgrana el rendimiento de sus marcas individuales en sus resultados financieros, pero se estima que Givenchy ingresa unos 500 millones de euros anuales y cuenta con 72 tiendas en todo el mundo. En enero, los ingresos de LVMH subieron un 5% hasta los 37.600 millones de euros en 2016, por encima de las expectativas gracias a sus fuertes ventas en EEUU y Europa y una recuperación en la demanda en Asia.

Ahora muchos aseguran que la llegada de Keller a Givenchy supone el retorno del estilo de Audrey Hepburn.

Noticias relacionadas