La construcción del nuevo aeropuerto en México, suspendida oficialmente

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

04/01/2019 08:59

La cancelación del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, valorado en 13.000 millones de dólares, se anunció a finales del año pasado por el  presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador, por considerar que su precio era muy elevado y estaba plagado de corrupción. Sin embargo, la construcción continuaba por motivos legales. Ahora, el secretario de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, ha anunciado la suspensión oficial y el inicio de negociaciones para terminar los contratos de forma anticipada y resolver las posibles consecuencias. "Ya está suspendida oficialmente la construcción de ese aeropuerto y ya se ha empezado la negociación con los contratos para darlos por terminados anticipadamente, o resolver en consecuencia con los dueños de los contratos", dijo Jiménez Espriú durante una conferencia de prensa.

La suspensión de la obra, que llevaba un avance del 30%, ha sido posible después de que el que el mes pasado el Gobierno logró negociar una modificación de los términos de los bonos que emitió el grupo estatal GACM, encargado de construir el aeropuerto, para financiarlo, y recomprar 1.800 millones de dólares de deuda.

El grupo colocó el año pasado 6.000 millones de dólares en deuda y recaudó unos 1.600 millones de dólares con la venta de títulos de un fideicomiso de inversión especializado en infraestructura, conocido como Fibra E.

FCC, Acciona, Sacyr y Aldesa, entre las empresas afectadas por la cancelación definitiva del nuevo aeropuerto en Ciudad de México. Impacta sobre todo en los intereses del magnate Carlos Slim, con grandes contratos en el proyecto.

El principal contrato del aeropuerto que debía sustituir el actual y muy saturado de la Ciudad de México, era el edificio terminal, que se licitó en enero del 2017 por 3.710 millones de euros. Un consorcio liderado por las mexicanas ICA y Carso del magnate Carlos Slim junto a las españolas Acciona y FCC, ganó ese concurso.

El gobierno analiza dedicar parte del sitio a fines ambientales, recreativos y deportivos. En vez del aeropuerto en Texcoco, López Obrador planea construir dos nuevas pistas en una base militar aledaña a la capital, reacondicionar el actual aeropuerto de Ciudad de México y el de la cercana Toluca.

El mandatario ha dicho que el Ejército construirá las pistas en la base de Santa Lucía y que los fondos ya se encuentran contemplados en el presupuesto del Gobierno federal para 2019.

Noticias relacionadas