El Corte Inglés: La jueza rechaza la demanda sobre la adopción de las hermanas Álvarez

Guardar

26/06/2019 13:43

La jueza ha rechazado la demanda interpuesta por María Antonia Álvarez, madre de Dimas Gimeno y hermana del fallecido Isidoro Álvarez, contra la adopción de Marta y Cristina Álvarez Guil por el expresidente de El Corte Inglés. Una decisión que llega al poco de concerse que Marta Álvarez será nombrada presidenta del grupo.

María Antonia Álvarez planteó esta demanda al considerar que la adopción de las hermanas Álvarez no cumplía las condiciones de convivencia previa establecidas por la legislación (señala que ambas eran mayores de edad y tenían independencia económica en el momento de la adopción), lo que supondría un fraude de ley.

Marta Álvarez asumirá previsiblemente la presidencia no ejecutiva de El Corte Inglés el próximo julio, con lo que se va a convertir en la sexta presidenta del grupo. Pero es que además va a ser su tercer presidente en apenas un año. Tras la salida de Dimas Gimeno el 14 de junio del año pasado, Marta Álvarez va a relevar a Jesús Nuño de la Rosa al frente de la firma. Nuño de la Rosa sigue como consejero delegado pero cede la presidencia.

¿De dónde viene la polémica?

Según algunos medios, como ya le sucedió a Gimeno, Nuño de la Rosa ha tenido importantes diferencias con las hermanas Marta y Cristina Álvarez (hijas de Isidoro Álvarez, fallecido en 2014), que tienen el control accionarial de la compañía. El Corte Inglés se enfrenta a los retos de su digitalización y de su internacionalización. Necesita ajustar su red de tiendas, reducir plantilla y afrontar su deuda, que alcanza los 3.650 millones de euros.

Marta Álvarez cuenta con apoyos suficientes dentro del consejo de administración para su nombramiento, que será abordado por la reunión prevista para finales de julio.

Con el nombramiento de Álvarez supondrá la familia propietaria vuelve a la primera línea de dirección de El Corte Inglés, una tradición que se quebró por primera vez hace un año con el nombramiento de Nuño de la Rosa.

Pero además se termina la fractura abierta en septiembre de 2014, tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez, con lo que comenzó la guerra por el control del grupo entre sus familiares.

Dimas Gimeno también es de la familia, es el sobrino de Isidoro Álvarez, que aunque le dejó la gestión de la compañía (fue su número dos), pero la mayoría accionarial la dejó en manos de su hijas, con un 69% del capital de su patrimonial, Cartera de Valores IASA, frente al 31% que recibieron Gimeno, su madre María Antonia Álvarez y su tío César (el otro hermano de Isidoro).

Esta situación provocó que, por primera vez en la historia de la compañía, el presidente del grupo no fuera un accionista de referencia. Gimeno tampoco ocupó nunca la presidencia de la Fundación Ramón Areces, primer accionista con un 37,39% del capital, aunque en principio se daba por hecho que iba a ser él. Asumió el cargo de presidente Florencio Lasaga Munárriz, miembro del patronato desde su constitución en el año 1976. Fue nombrado por el patronato, al tiempo que se aprobó la incorporación de las dos hermanas, de Marta y Cristina

Hasta los Tribunales

La familia de Dimas Gimeno continúa con su batalla judicial por la herencia de Isidoro Álvarez. El Juzgado Mercantil número 2 de Madrid ha desestimado "íntegramente" la demanda presentada por María Antonia Álvarez, madre del ex presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, en la que solicitaba la anulación de las cuentas de IASA, la sociedad patrimonial que cuenta con el 22% del capital social de la empresa, de los ejercicios 2015 y 2016. Acusaban a Marta y Cristina de vaciar dicha sociedad, controlada como decimos en un 69% por ellas y en un 31% por Gimeno y su familia. Quedaba por resolver esta demanda por la adopción, que ha quitado la razón a María Antonia Álvarez.

Noticias relacionadas