El legado digital de Francisco González en el BBVA

El legado digital de Francisco González en el BBVA

Luis Blanco

TIEMPO DE LECTURA

1 min

28/12/2018 15:58

Vamos a hacer un viaje al pasado. En concreto, a 1999. El entonces co-presidente del BBVA, Francisco González, hablaba ante la Junta de Accionistas de la entidad: "Estamos en tiempos de profundos, profundisimos cambios", aseguraba "No cabe duda que la revolución tecnológica no avanza a la misma velocidad en todos los sectores. Pero la industria financiera es la más afectada por esta transformación y también la que más se puede beneficiar de esta transformación, si sabe anticiparse y sabe tomar las decisiones a tiempo".

Según recuerda estos días la página oficial del BBVA, entre los retos principales de González para BBVA, el banco creado tras la fusión de BBV y Argentaria, primaban los desafíos tecnológicos, con la idea de acercar más la entidad y sus servicios a los clientes: "saber proveer y asesorar y darle servicio a nuestros clientes, cuando ellos quieran, a cualquier hora y donde ellos quieran, en cualquier sitio, son el elemento primordial de diferenciación".

Esas eran las palabras de González en 1999. A comienzos de 2002, asumía la presidencia del BBVA en solitario. Diecisiete años después, pasa el testigo a Carlos Torres Vila, dejando atrás un legado con luces y sombras. El banco ha perdido valor bursátil de forma pronunciada frente a sus rivales y ha quedado bastante rezagado en la lucha por el liderazgo de la banca española, lejos del Santander.

Pero González también ha liderado la expansión internacional de la entidad y, sobre todo, su transformación digital. El banquero no era ajeno al mundo tecnológico, recuerda el BBVA. En 1964, a pesar de haberse formado en el ámbito empresarial, González iniciaba su carrera profesional como programador informático en la empresa IBM.

De programador a banquero

Así, al aterrizar en el sector bancario, González decidió trasladar su pasión por la tecnología a las finanzas. Basó su estrategia como presidente en tres pilares: “personas, principios e innovación”. Y sobre este último pilar asentó el cambio tecnológico. El banquero presume de ser una de las entidades líderes mundiales en esta transformación.

Entre los avances en este ámbito bajo su presidencia está el desarrollo de la ‘app’ de la entidad, que en 2017 y 2018 ha recibido el reconocimiento como la mejor aplicación de banca móvil del mundo. Con herramientas que quieren servir para ayudar a los clientes a planificar sus gastos de manera más eficiente y precisa, como la conocida con Baby Planner, en el caso de los costes que puede suponer la llegada de un bebé a la familia.

En 2018 BBVA también ha lanzado un nuevo sistema digital registrarse como cliente del banco: un simple ‘selfie’ y un vídeo sirven para darse de alta. Además, en colaboración con diferentes ‘startups’ del ámbito tecnológico, el banco ha avanzado en ámbitos como las formas de pago, donde ya prueba los pagos a través del reconocimiento facial.

El ‘big data’, mientras, es clave en la ‘app’ Valora View lanzada por BBVA, y que sirve para buscar viviendas usando la realidad aumentada. La herramienta usa los datos para ofrecer a los usuarios precios de compra o alquiler, además de ayudar a decidir cuál es la mejor solución de vivienda o calcular la posible hipoteca.

El futuro

Una transformación digital que se enmarca en la denominada cuarta revolución industrial, que González considera que será beneficiosa a largo plazo. Así ve Francisco González el futuro: ya no serán un banco, serán una empresa de servicios; y serán apenas unas docenas de actores en el sector, no miles. Para él, la hora de la verdad está muy cerca.  Se lo decía a los empleados de BBVA y a su sucesor, Carlos Torres, hace unos días, en su despedida oficial con los empleados.

La tecnología en el centro. Una estrategia que, en cualquier caso, no ha tenido reflejo en la marcha económica de la entidad. El BBVA tiene más o menos la misma capitalización bursátil que cuando González tomó las riendas del banco. Pero durante su mandato también destaca su crecimiento menor en activos o depósitos frente a sus competidores. Francisco González cumple en 2019 cumple 75 años. Y con él se acaba el reinado de uno de los banqueros más destacados y digitales que ha dado nuestro país.

REPORTAJE EN AUDIO DE LUIS BLANCO 
Publicidad

Noticias relacionadas