Los parques temáticos de Star Wars harán más rico al Tío Gilito

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

28/02/2019 15:51

Star Wars llegará por fin este año a los parques de atracciones de Disney. Y ya sabemos cómo van a ser los espacios de la saga creada por George Lucas en California, y en Florida. Galaxy Edge, nombre de la experiencia de Star Wars, llegará a Disneyland en junio y a Florida en otoño. Ambos espacios tendrán una extensión de unos 60.000 metros cuadrados. Y recrearán el planeta Batuu, un planeta lejano que, si bien sale nombrado en películas y libros de la franquicia, nunca se ha visto anteriormente en la pantalla.

Disney ya ha dicho que Galaxy’s Edge (El filo de la Galaxia), supone el plan de expansión de un parque temático más ambicioso de su historia. Los diseñadores han explicado que estuvieron debatiendo la posibilidad de replicar alguna localización ya conocida de las películas, pero tras hablar con representantes de Lucasfilm decidieron construir un espacio que recrease Batuu por primera vez. Querían que los visitantes vivieran una experiencia totalmente nueva, según los responsables creativos de Disney.

La compañía espera que este nuevo espacio dedicado a Star Wars impulse las visitas a sus parques, que últimamente están apoyando de forma significativa al buen comportamiento de la cuentas de Disney. En el último año fiscal de la empresa, los ingresos procedentes de la división de Parques y Resorts rozaron los 20.300 millones de dólares, siendo el segundo negocio más importante por ventas de Disney, por detrás de los canales de televisión y por delante de los 10.000 millones que reportó su estudio de cine.

Las grandes cifras



El universo Star Wars sigue siendo una máquina de hacer dinero. Sólo las películas de la saga, incluyendo los 8 episodios principales y todas las producciones paralelas, han recaudado en taquilla desde 1977 cerca de 9.500 millones de dólares.

En cuanto al merchandising, la compañía se beneficia de la venta de las licencias para que otras empresas, como Hasbro, fabriquen juguetes y prendas relacionadas con la temática de Star Wars. En el último año fiscal, Disney ingresó 4.600 millones de dólares por esta partida.

Fijándonos únicamente en los juguetes, las ventas totales generadas por Star Wars en su historia, según datos de Forbes a fecha de 2015, alcanzaban los 12.000 millones de dólares.

Pero Star Wars también se ha plasmado en papel, con cientos de libros publicados a lo largo de la historia de la franquicia. Unos libros que habían supuesto unos ingresos de 1.800 millones de dólares hasta 2015.

Los videojuegos, por su parte, han generado también importantes cantidades económicas. Según los mismos datos de Forbes, entre 1977 y 2015 se habían recaudado 3.500 millones por sus ventas.

Noticias relacionadas