Monte dei Paschi necesita 8.800 millones, según el BCE

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

27/12/2016 07:08

El Banco Central Europeo ha respondido a Monte dei Paschi: necesita cerrar un déficit de capital de 8.800 millones de euros. La cifra es superior a los 5.000 millones de euros estimados inicialmente.

El gobierno italiano podría inyectar unos 6.500 millones de euros para el rescate, según distintas fuentes que cita la agencia Reuters. Entre 2.000 y 2.300 millones de euro más vendrán de la conversión de bonos subordinados en manos de inversores institucionales.

El viernes, el Gobierno italiano aprobó un decreto para rescatar a Monte dei Paschi, después de que la entidad no consiguió el respaldo de los inversores para su ampliación de capital de 5.000 millones de euros.

El banco ha señalado que el viernes solicitó oficialmente al BCE avanzar a una "recapitalización preventiva".

La recapitalización preventiva es un tipo de intervención estatal en un banco con problemas pero que aún es solvente. Implica un rescate inicial por parte de inversores y accionistas, aunque el Gobierno también puede comprar acciones o bonos bajo condiciones de mercado estipuladas por el régimen de ayuda estatal de la Unión Europea.

En su respuesta, el BCE señala que ha calculado el capital que cree que necesita el banco sobre la base del déficit que surge de las pruebas de solvencia que se realizaron en Europa a los principales bancos este año y en las que Monte dei Paschi fue el único banco italiano que no cumplía con los criterios en un escenario adverso.

El BCE señala que el banco es solvente, pero también explica que la posición de liquidez se ha deteriorado rápidamente entre finales de noviembre y el 21 de diciembre. Desde 12.100 millones de euros hasta 7.700 millones.

Sobre el rescate al banco italiano se ha pronunciado el  presidente del Bundesbank en el diario Bild. Jens Weidmann insta a "analizar minuciosamente" la situación del banco italiano Monte dei Paschi di Siena y recuerda que el uso de fondos públicos para un rescate bancario sólo debe contemplarse "como último recurso".

Las nuevas reglas europeas dan prioridad "a la protección del contribuyente", mientras que son los inversores los que deben "asumir su responsabilidad", apunta Weidmann.

Las acciones de Monte dei Paschi seguirán suspendidas de cotización hasta que se aclare completamente cómo será su rescate.

 

Noticias relacionadas