Nuevo récord de beneficios para Peugeot

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

01/03/2018 07:44

El grupo automovilístico francés PSA tuvo 1.929 millones de euros de beneficio el pasado año, una cifra récord que supuso un incremento del 11,5 % respecto a 2016, y eso pese a la integración en sus cuentas desde agosto de Opel-Vauxhall, que tuvo una contribución negativa al resultado operativo.


La antigua filial europea de General Motors tuvo un resultado operativo corriente negativo de 179 millones de euros en los cinco últimos meses de 2017, con una facturación de 7.238 millones de euros, explicó PSA en un comunicado.


Aún con las pérdidas de Opel-Vauxhall, el resultado operativo corriente del conjunto de PSA fue de 3.991 millones de euros, un 23,4% más que en 2016, con una progresión del 33,3 % en la división automovilística, hasta 2.965 millones.


Por su parte, el resultado operativo corriente del negocio bancario (el que se dedica a conceder créditos a los compradores de vehículos) se incrementó un 10,7% hasta 632 millones de euros.


La facturación del grupo registró un alza del 20,7 % en cifras brutas hasta 65.210 millones de euros, aunque en términos equivalentes (excluyendo Opel-Vauxhall y el efecto de las variaciones de divisas) aumentó un 12,9 %.


Con todos esos elementos, el margen operativo de PSA fue del 6,1% en su nuevo perímetro y del 7,1 % sin Opel-Vauxhall, frente al 6 % en 2016.


El grupo francés aseguró que el plan de reestructuración de Opel que presentó el 9 de noviembre pasado está dando los "primeros resultados concretos, como una organización común de las compras, acuerdos sociales y reducciones de costos".


PSA prevé que el mercado automovilístico permanecerá estable este año en Europa, mientras que crecerá un 4% en Latinoamérica, un 10% en Rusia y un 2% en China.


En ese contexto, en el marco de su plan estratégico los objetivos, dejando de lado Opel, pasan en primer lugar por un margen operativo corriente superior al 4,5% de media en la división automovilística en el periodo 2016-2018 con una meta del 6% en 2021.


También por un incremento del volumen de negocios del 10% entre 2015 y 2018 y un 15% suplementario en el horizonte de 2021.


El consejo propondrá a la junta el reparto de un dividendo de 0,53 euros por acción

Noticias relacionadas