La OPA de KKR por Telepizza, un escándalo para el minorista

La OPA de KKR por Telepizza, un escándalo para el minorista

Laura Blanco

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

21/12/2018 14:08

Lo que ha sucedido en las últimas horas con Telepizza en bolsa no ayuda a que los mercados financieros ganen prestigio España entre los pequeños inversores. Y me atrevo a escribir que se trata de un escándalo para el inversor minorista, que pierde demasiado a menudo.

Lo he comentado en la radio con Ignacio Sebastián de Erice, desde Bolsakrak. Ignacio considera que con casos como este (donde es evidente que se está expulsando a los pequeños inversores del mercado. "Al final se van a quedar los gestores con sus tejemanejes y su información privilegiada". Aquí su análisis completo.



En la misma línea, las palabras de Antonio Castelo, desde iBroker, quien insiste en que hay empresas más consolidadas en la bolsa española que generan más confianza que Telepizza. A continuación sus palabras...



 

A raíz de la crisis financiera y los bajos tipos de interés se nos ha insistido a los minoristas en que tenemos que acudir a los mercados de capitales para obtener algo de rentabilidad por nuestros ahorros. Es más, en España se lleva mucho eso de decir que no tenemos la suficiente cultura financiera como en países anglosajones para volcar parte de nuestros ahorros en los mercados, y el tono de la expresión “suficiente cultura financiera” es el de que todavía no estamos a la altura. Pues como les decía, la OPA por Telepizza lanzada este viernes 21 de diciembre no ayuda precisamente a que amemos los mercados.  Y dos son los motivos.

El primero es, ¿quién sabía que se iba a lanzar una OPA por Telepizza? El evidente que alguien conocía los hechos y se aprovechó de ellos. Si no, las acciones de Telepizza no habrían subido un 7% el día previo al lanzamiento de la oferta de compra. Ustedes pueden decir entonces “bueno, la CNMV suspendió la cotización”. Sí claro. El problema es que en el que va camino de ser uno de los peores meses de diciembre para los mercados financieros, Telepizza acumulaba una subida del 15% en bolsa mientras todo caída. A lo mejor es que peco de desconfiada.

El segundo motivo por el que el caso Telepizza no ayuda a que amemos la bolsa es el precio. KKR ha lanzado la OPA a 6 euros la acción: un 33,5% sobre el precio de cierre de las acciones de Telepizza el 19 de diciembre. Me da igual. Un 38,2% sobre el precio medio ponderado por volumen de las acciones de Telepizza en el último mes. También me da igual. Un 31,2% sobre el precio medio ponderado por volumen de las acciones de Telepizza en los últimos tres meses. Ídem. No me importa. ¿Y saben por qué? Porque los minoristas que acudieron a la OPV de Telepizza en abril de 2016 a 7,75 euros pierden mucho dinero, pierden más de un 20%.

Una de las reglas fundamentales de los mercados para el minorista es que solo deben llevar a bolsa el dinero que “les sobra”, así cuando se pierde no hay desgracias. Menos mal. También hay reguladores del mercado que velan porque no se use información privilegiada. También, menos mal. Pero no vuelvan a decir eso de que en España no tenemos tanta cultura financiera para invertir en bolsa como en otros países, porque entonces les responderé que en otros países hay una vigilancia férrea sobre los mercados financieros y la información que las cotizadas dan (o no) a los inversores.
Publicidad

Noticias relacionadas