Penguin Random House salva a Mortadelo y Filemón

Penguin Random House salva a Mortadelo y Filemón

Marta Isern

07/04/2017 15:13

Mortadelo y Filemón ya no son españoles después de que el grupo alemán Penguin Random House haya adquirido por 40 millones de euros Ediciones B, el sello responsable de este título y otros como Las hermanas Gilda o Carpanta.

La compra supone un esfuerzo más de un gran grupo editorial para copar el mercado. Pero también supone un "balón de oxígeno para los personajes de los tebeos nacidos en la posguerra española", tal y como señala David Felipe Arranz, profesor de la Universidad Carlos III y director del programa El Marcapáginas en Capital Radio.



En los últimos años, el sector se ha caracterizado por realizar este tipo de adquisiciones. Ya en el año 2014 Penguin Random House compró varias editoriales del Grupo Santillana como Alfaguara, Taurus o Punto de Lectura por 72 millones de euros. Un movimiento que responde a un motivo principal: concentración de mercado.

Esta concentración tiene dos objetivos: "uno de ellos, conseguir autores o títulos de interés", explica Arantxa Mellado, asesora editorial y CEO de DataLibri. El otro objetivo de esa concentración sería poseer un sello editorial concreto, algo que responde a la idea de lo que debe ser en sí una editorial: es decir, una empresa o grupo de personas capaces de seleccionar títulos y crear un catálogo atractivo y coherente para los lectores.

El problema de este tipo de concentraciones entre grupos editoriales es que muchas veces sólo buscan el título en sí y esto hace que la editorial pierda su esencia. Pero por otro lado saturan y bloquean el mercado, lo que hace muy difícil la labor de descubrimiento, visibilidad y venta de los libros de las pequeñas editoriales.

Pero en el caso de Ediciones B, la compra por parte de Penguin Random House supone un salvavidas: la editorial estaba envuelta en una crisis sin otra salida, acababa de pedir un nuevo crédito valorado en 25 millones de euros. El principal problema, según David Felipe Arranz, es que no hay lectores.

Mortadelo y Filemón ahora son alemanes y  Penguin Random House fortalece su presencia en el mercado editorial español.
Publicidad

Noticias relacionadas