Red Eléctrica apuesta por la contención ante la nueva regulación de la CNMC

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

2 min

31/07/2019 12:07

Todo esto en la mañana en la que Red Eléctrica ha presentado resultados donde anuncian que gana hasta junio 362 millones de euros, lo que supone un 1,5% más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Roberto García Merino, consejero delegado de Red Eléctrica ha hecho referencia al nuevo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que prevé aprobar el ejecutivo tras el borrador presentado el pasado mes de febrero por el Ministerio de Transición Ecológica ante el consejo de ministros.

A día de hoy, uno de los retos que se presentan en el horizonte de l grupo es el de hacer frente a los recortes planteados en la nueva metodología de cálculo propuesta por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) estructurada sobre una reducción del 7% de la retribución regulada de las eléctricas.

De esta manera, García Merino ha aseverado que esta nueva propuesta de recorte de la CNMC "no es favorable a los objetivos marcados" y que se interpondrán las alegaciones correspondientes en los tribunales, dejando la puerta abierta al estallido de una guerra judicial contra el organismo regulador.

Sin embargo, ha mantenido su propuesta de diálogo entre las empresas, la CNMC y el Ministerio de Transición Ecológico que garantice "el cumplimiento de los objetivos marcados en su plan estratégico y la política energética".

Con este inexacto horizonte que se vislumbra, el grupo Red Eléctrica ha decidido frenar sus inversiones hasta los 166 millones de euros, un 9,2% menos entre enero y junio, a causa de la fuerte disminución de éstas en el último trimestre, llegando a alcanzar un 15% en negativo.

Según Teresa Quirós, directora corporativa económico financiera, todo se debe a la apertura de una nueva política de gasto en las que "la eficiencia y la contención de gastos" marcan las líneas directrices.

Unos resultados estancos

El beneficio bruto de la explotación sube hasta los casi 780 millones de euros durante el primer semestre, un 0,3% más atribuible a la consolidación de las medidas de eficiencia implementadas. A su vez, se ha comunicado una subida de la cifra de negocio a lo largo del primer semestre de 993 millones de euros, con un incrementado del 3,4% en gastos de personal.

Esta última cifra recoge todas las divisiones de negocio del grupo entre las que se encuentra la retribución de la actividad de transporte de electricidad, la actividad externa de telecomunicación o los ingresos derivados de la actividad comercial

A cierre de junio, la deuda neta del grupo eléctrico era de 4.485 millones de euros, lo que supone una disminución si se compara con la cifra ofrecida a finales de 2018 cuando la misma se situaba en los 4.682 millones de euros.

El grupo empresarial repartió 0,7104 € por acción como dividendo complementario tras los resultados del pasado año lo que se traduce en un aumento del 7% de la retribución por accionista.

Noticias relacionadas