'Showrunner', la profesión de moda en Hollywood

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

07/02/2018 16:21

Son los ‘showrunners’ de moda. Los creadores de una de las series más vistas del momento. Los responsables de Disney han dicho de ellos que son dos de “los mejores contadores de historias que están trabajando hoy en día”. Y por ello la compañía de entretenimiento les ha fichado. Van a crear una nueva serie de películas de Star Wars.

David Benioff y D.B. Weiss, creadores de la serie Juego de Tronos para el canal HBO, pueden hacer historia. Son los protagonistas del fichaje más sonado de unos escritores de la pequeña pantalla por parte de una gran productora películas de Hollywood. No se han desvelado los detalles económicos, pero por las cifras que se mueven en la industria de contenidos en los últimos años, el contrato será a buen seguro muy suculento.

Lo que sí se sabe es que Benioff y Weiss comenzarán a trabajar en su nuevo proyecto con Disney cuando queden liberados de su trabajo en la última temporada de Juego de Tronos, que se emitirá en 2019. Se valora al creador de contenidos. Pero también el éxito. La repercusión conseguida por Juego de Tronos, una producción de dimensiones cinematográficas (con una media de 30 millones de espectadores en la última temporada), la  ha llamado la atención de Hollywood. Y puede que no sea el único caso.

El movimiento de Disney puede abrir una puerta para que otros estudios de cine realicen fichajes parecidos. Hasta ahora habíamos visto cómo algunos de los ‘showrunners’ más activos y aclamados de la televisión en EEUU habían comenzado como guionistas de cine y, en muchos casos, luego alternaban ambos formatos. Un ‘showrunner’ suele tener el control creativo del producto televisivo, y entre sus responsabilidades está la de ser el guionista principal y productor ejecutivo. En ciertos casos, pueden incluso dirigir algunos capítulos.

Del cine a la televisión

Muchos directores, guionistas y productores de cine han creado también series para la televisión en las últimas décadas. Entre los casos más sonados están J.J. Abrahams (Felicity, Alias, Lost o Fringe), Jonathan Nolan (Person of Interest y Westworld), Aaron Sorkin (El Ala Oeste de la Casa Blanca o Newsroom) o Martin Scorsesse (Vinyl).

Otros cineastas han caído en la pequeña pantalla como productores ejecutivos y apoyando muchos proyectos exitosos. Destacan los casos de David Fincher o Steven Soderberg. Incluso un buen puñado de actores o actrices han decidido jugar este papel en varias series, o incluso escribir la historia: Mark Wahlberg, Nicole Kidman, Charlize Theron o Tom Hardy son sólo algunos ejemplos recientes.

Pero algunos de los ‘showrunners’ de las series más famosas de las últimas décadas, que empezaron sus principales trabajos en la pequeña pantalla, se han mantenido fieles al medio. Chuck Lorre empezó su andadura como guionista de Roseanne en los 90 y ha creado, entre otras, Dos hombres y medio y Big Bang Theory. Marta Kauffman (Friends o Grace & Frankie) o el escritor David Simon (The Wire, The Deuce y Tremme) son otros buenos ejemplos.

David Benioff empezó como novelista y guionista de cine, escribiendo películas como Troya o Cometas en el Cielo. Su socio Weiss también se inició en el cine, pero sus proyectos no llegaron nunca a buen puerto. Su prestigio como escritores y creadores en la televisión les ha convertido en los profesionales más deseados del sector. Y darán el paso al cine por la puerta grande.

¿Serán los hermanos Duffer (creadores de Stranger Things) los próximos en ser tentados por la industria de Hollywood?

 

 

Noticias relacionadas