Slim y FCC se llevan el nuevo Bernabéu

Se han impuesto a las ofertas que habían hecho otras constructoras como San José, Ferrovial y Acciona

Guardar

09/05/2019 11:54

Tras veranos de pequeñas reformas, los grandes andamios llegan al Santiago Bernabéu, que cambiará su cara y su interior en los próximos tres años.

Un proyecto valorado en 475 millones de euros y que cumple uno de los sueños del presidente del Real Madrid: remodelar el feudo madridista. Tras negociaciones y cambios de planes, el nuevo Bernabéu tiene constructora: FCC.

La compañía, participada en su mayoría por Carlos Slim, ha impuesto a Ferrovial, Acciona y San José. El proyecto tiene especificada una duración de 39 meses por lo que se finalizarán en agosto de 2022.

Regate hipotecario

El estadio se convertirá en uno de los ejes centrales de los ingresos del conjunto madrileño en la próxima década donde espera ingresar unos 25 millones de euros gracias al nuevo coliseo del Paseo de la Castellana madrileña.

Sin embargo, la factura de la obra alcanza importantes cifras. El conjunto presidido por Florentino Pérez cerró la financiación para la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu por un importe total de 575 millones de euros, a un plazo de 30 años, con un interés fijo del 2,5% y sin garantías hipotecarias.

Un acuerdo que obligará al Real Madrid a abonar una cuota anual de 29,5 millones de euros desde el 30 de julio de 2023 hasta el 30 de julio de 2049.

Una financiación que ha sido estructurada por J. P. Morgan y Bank of America Merrill Lynch con la colaboración de Banco Santander y de Société Générale.

Resultados

FCC logra un beneficio neto de 72,4 millones de euros entre enero y marzo, el 44% más que un año antes, una mejora que la compañía atribuye a la reducción del gasto financiero y a la mayor aportación de las sociedades participadas y asociadas. La cifra de negocio crece un 8%, hasta 1.440 millones de euros, con avances en todas las áreas de actividad, entre ellas las de cemento y construcción, con subidas de más del 10 % en ambos casos. El ebitda repunta el 4%. A 31 de marzo, la compañía presentaba una deuda de 2.805 millones de euros, el 4% más que al cierre de 2018, pero el 26% menos que un año antes.

Noticias relacionadas