SpaceX confirma que la Dragon 2 se ha destruido: ¿le frenará esto en la carrera espacial?

SpaceX confirma que la Dragon 2 se ha destruido: ¿le frenará esto en la carrera espacial?

Marta Vilar

03/05/2019 16:18

Los sueños de Elon Musk de mandar astronautas a la estación espacial internacional han estallado (al menos temporalmente) junto a su nave, la Dragon tripulada. Tras varias semanas de rumores de que la nave podía haberse destruido en una de las pruebas, desde SpaceX lo confirman: el Dragon falló. ¿Qué implica esto para SpaceX en la carrera espacial frente a Boeing? Te lo contamos en el siguiente podcast.

SpaceX confirma que la Dragon 2 se ha destruido: ¿le frenará esto en la carrera espacial?

Y junto con él se podrían destruir también las esperanzas de SpaceX de cumplir uno de sus propósitos para 2019: mandar astronautas a la estación espacial. Hasta entonces todo estaba yendo bien. La nave ya había ejecutado varios lanzamientos de prueba durante el mes de marzo y había conseguido llegar a la estación y volver, pero el día 20 de abril, mientras los motores Superdraco de la nave pasaban algunas pruebas, parece que algo fue mal.

Desde SpaceX creen que esto “no son buenas noticias para el calendario del Dragon”, pero esperan “poder recuperarse”. Su vicepresidente de Garantía de las Misiones, Hans Koenigsmann, tiene una actitud positiva y considera que esto les servirá para crecer y mejorar.

Y si el lanzamiento del Dragon ya iba con retraso (supuestamente debería haber arrancado el vuelo en el año 2017), esto solo lo pospone todavía más. Aunque el lanzamiento de su rival, Boeing, tampoco parece muy cercano. Ambos debían haber puesto en marcha sus naves hace 2 años después de que en 2014 se les concediera unos contratos por valor de 2.600 millones para Space X y 4.200 millones para Boeing para construir una nueva generación de naves espaciales.

La compañía de Elon Musk consiguió batir a Boeing y fue la primera de las dos en lanzar su nave sin tripulación a modo de prueba. La misión se llevó a cabo en marzo y parece que todo salió rodado. La nave Starliner, de Boeing, no hará esa misma misión hasta el mes de agosto, y no llevará astronautas a modo de prueba hasta la estación espacial internacional hasta el mes de noviembre. SpaceX pretende hacer eso mismo cuatro meses antes, el 25 de julio.

Parece que Elon Musk va ganándole la carrera a Boeing para mandar tripulación a la estación espacial, al menos de momento. El accidente todavía está muy reciente y todavía no podemos asegurar si con esto Boeing conseguirá adelantar a SpaceX en la carrera. Veremos si, como dice el Hans Koenigsmann, esto termina siendo más una motivación o un obstáculo para la emprsa de Elon Musk.

Publicidad

Noticias relacionadas