Talgo necesita cerrar más contratos para no perder el tren

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

05/03/2019 16:22

Talgo necesita cerrar más contratos para no perder el tren. Las acciones de la ferroviaria española han caído un 30% desde su salida a bolsa en mayo de 2015, penalizadas por la escasez de grandes contratos. Sin embargo, parece que este 2019 la compañía se recoloca en sus vías: gracias a la adjudicación de nuevos proyectos, la acción se ha revalorizado un 15% en el año y en febrero marcó un hito al recuperar los seis euros por acción, unos niveles que no tocaba desde diciembre de 2015. ¿Será Talgo capaz de sacar el músculo que necesita?

Su tren empezó a descarrilar el día de su salida a bolsa. 2015 y 2016 fueron unos años difíciles para la compañía. Gran parte de su negocio estaba en Oriente Medio, que se vio perjudicado por la crisis del petróleo. En consecuencia, captó pocos contratos y esto se ha reflejado en las cuentas de 2017 y 2018. El año pasado su beneficio cayó casi un 50% hasta los 17,7 millones de euros.

Pero en 2019 Talgo ha incrementado la velocidad. Sus acciones han subido un 15% aupadas por un megacontrato con la operadora ferroviaria de Alemania, Deutsche Bahn, por 2.300 millones de euros. Ésa es la clave para la recuperación de Talgo: conseguir más contratos para asegurarse una estabilidad en sus resultados y no llevarse grandes sustos como ha hecho hasta ahora. Según Nicolás López, de MG Valores, con contratos como el de Alemania la ferroviaria empieza a abrirse a nuevos mercados y gracias a ellos será capaz de crecer a un mayor ritmo.

En el horizonte, Talgo sopesa otros proyectos, como un posible contrato de 3.000 millones de euros para fabricar trenes de alta velocidad para Reino Unido o la posibilidad de  quedarse parte de la renovación de la flota de los cercanías de Renfe, con lo que 2019 será un año crucial para el futuro de la compañía. A partir de este año, según Nicolás López, veremos un salto importante en su nivel de facturación y beneficios.

La caída que viven hoy sus acciones por la venta de MCH, por tanto, deberíamos verla más como un caso puntual del corto plazo. MCH no había realizado ningún movimiento en Talgo a la espera de que el precio de su acción se recuperase. Aunque la acción no ha retomado ni mucho menos el nivel de los 8€/acción al que empezó a cotizar, la subida hasta los 6 euros ha sido motivo suficiente para MCH. El futuro de Talgo está en los contratos. Conseguir más es la clave para ganar velocidad.

Noticias relacionadas