Técnicas Reunidas se desploma tras revisar a la baja previsiones

Guardar

ETIQUETAS

técnicas reunidas

TIEMPO DE LECTURA

1 min

10/11/2017 07:01

Las acciones de Técnicas Reunidas han tardado una hora en comenzar a cotizar y lo ha hecho con una caída superior al 30%. Lo hace tras revisar a la baja previsiones.

El retraso en la puesta en marcha de proyectos de envergadura ha obligado al grupo de ingeniería energética Técnicas Reunidas a revisar sus objetivos de ventas y márgenes de beneficio tras registrar en los primeros nueve meses del año un fuerte descenso del 37 por ciento en su resultado operativo.

Entre enero y septiembre, el Ebit se sitúo en apenas 88 millones de euros, con un margen sobre ventas del 2,3 por ciento, muy distante del 4 por ciento del año anterior y del que era también su objetivo para el año.

Pablo García, analista independiente, explica cómo afecta la menor inversión que están realizando las petroleras en las cuentas de las firmas de servicios como es el caso de Técnicas Reunidas. Escucha aquí su análisis completo:



"En el segundo semestre se ha producido un retraso inesperado en el inicio de los proyectos en Oriente Medio y México, valorados en unos 4.000 millones de dólares. En consecuencia y hasta la fecha, no ha arrancado ningún proyecto significativo de la división de petróleo y gas durante 2017",  señala la empresa.

Los márgenes futuros que espera ahora el grupo controlado por la familia Lladó son incluso inferiores. Para el conjunto de 2017 el margen de Ebit previsto es del 2 por ciento, con un rango de ventas previsto de entre 4.900 y 5.000 millones de euros.

Para 2018, la proyección es que las ventas bajen a los 4.300-4.600 millones por el citado retraso en los proyectos, con un margen de Ebit de entre el 1,5 por ciento y el 2,5 por ciento.

Técnicas, cuyo resultado se desplomó un 45 por ciento a 56 millones de euros entre enero y septiembre, dijo que mantenía su compromiso con la remuneración al accionista, sin entrar en el detalle.

El grupo cerró septiembre con una cartera de pedidos de 8.517 millones de euros, con adjudicaciones de 2.000 millones de euros.

En conferencia con analistas, su consejero delegado, Juan LLadó, ha señalado que no prevé cambiar la política de dividendos a pesar de recortar las previsiones. Además espera que el Ebit, el beneficio operativo neto, regrese al nivel del 4% en 2019.

No todo es negativo. En las últimas horas ha compañía ha conseguido uno de los contratos para construir dos proyectos de gas licitados por Saudí Aramco. El importe podría rondar los 2.000 millones de euros.

 

Noticias relacionadas