Tubos Reunidos trata de calmar a los inversores

Tubos Reunidos trata de calmar a los inversores

Sandra Torrecillas

ETIQUETAS

pwc

tubos reunidos

TIEMPO DE LECTURA

1 min

19/03/2018 10:30

Una de las empresas que más ha bajado en los últimos días en el mercado continuo ha sido Tubos Reunidos ante las advertencias que realizaba su auditor PWC. En un hecho relevante que ha remitido a la CNMV,  Tubos Reunidos sale al paso de los comentarios de PWC sobre las incertidumbres materiales en la evolución de su negocio, que causaron un desplome de las acciones la semana pasada. La empresa señala que los mismos no suponen en ningún caso una salvedad a las cuentas de 2017 y que está tomando medidas para aumentar su rentabilidad.

"El párrafo que indica PWC en su informe es una incertidumbre material relacionada con la empresa en funcionamiento (según norma técnica de auditoria) y en ningún caso es una salvedad a las cuentas anuales de Tubos Reunidos del ejercicio 2017. En consecuencia, la opinión del auditor es en todo caso favorable".

PWC señaló en su informe que el potencial incumplimiento de los ratios financieros en 2018 tras las pérdidas del ejercicio podrían dar lugar a tensiones de liquidez de cara a los compromisos de deuda del grupo, en caso de que se produzcan desviaciones respecto a los objetivo de la empresa. Hoy,  la empresa señala que "efectivamente la evolución de los negocios de Tubos Reunidos, como todos los negocios, está sometida a una serie de factores de incertidumbre, si bien, en estos momentos, en el caso de Tubos Reunidos pueden ser materiales".

El grupo dijo que la implantación de medidas para reducir el gasto de personal es un factor clave del que dependen su viabilidad y competitividad, así como el tipo de cambio euro-dólar y los costes de las materias primas, a lo que se suma el temor a los aranceles proteccionistas que pretende imponer el presidente estadounidense Donald Trump a la importación de acero.


La empresa destaca que ante este panorama está avanzando en la ejecución de su plan estratégico, con medidas encaminadas a mejorar la rentabilidad y la generación de caja.

Asimismo, señala que "realizado el test de deterioro de activos, PWC ha validado en su informe, en el apartado 'cuestiones clave de la auditoría', que no es necesario efectuar correcciones valorativas del inmovilizado materiales y activos intangibles, ni de los activos por impuestos diferidos".

El grupo reconoce también que a 31 de diciembre su fondo de maniobra es negativo, pero "solo" por importe de 3,8 millones de euros, "lo que representa un limitado porcentaje del patrimonio neto (2,6%)".

Las acciones de Tubos Reunidos hoy se recuperan  más de un 12%.
Publicidad

Noticias relacionadas