Vodafone despliega la primera red de 5G "de verdad" en España

Vodafone señala que trabajará conjuntamente con Ericsson y Samsung para continuar con el desarrollo de aplicaciones y casos de uso 5G

Guardar

ETIQUETAS

vodafone

5g

españa

TIEMPO DE LECTURA

1 min

24/06/2021 09:57

El 5G sigue dando pasos en España, pero no al ritmo que desearían las telecos, ni tampoco el Gobierno. A la espera de la subasta de los 700 MHz, tan esperada y retrasada, Vodafone despliega la primera red de 5G "de verdad" en España.

Se trata de la primera red core 5G SA (stand alone) precomercial tras el despliegue progresivo y selectivo en entornos empresariales e industriales de redes 5G SA realizado en 2020.

La nueva red core 5G SA precomercial consta de un nuevo core 5G proporcionado por Ericsson (Cloud Native 5G Core de Ericsson), totalmente independiente de la red 4G existente en la actualidad. "“La red 5G SA supone un cambio de paradigma", señala Julia Velasco, directora de red de Vodafone España.

Unión con Ericsson y Samsung

La nueva infraestructura de red core 5G SA precomercial, es accesible inicialmente a través de smartphones fabricados por Samsung que facilitarán el acceso a las funcionalidades de la nueva red.

Vodafone señala que trabajará conjuntamente con Ericsson y Samsung para continuar con el desarrollo de aplicaciones y casos de uso 5G que mejoren múltiples sectores de actividad económica y la calidad de vida de las personas, con el objetivo de reforzar su propósito de construir una sociedad digital centrada en el progreso socioeconómico, que acoja a las personas y respete nuestro entorno.

5G
Reuters

¿5G real?

El 5G NSA o non stand alone ha sido el primero en ser desplegado en los 19 países que ya cuentan con 5G desde la primavera de 2019 y con él, los usuarios de smartphones compatibles pueden beneficiarse de una mayor velocidad de descarga.

El 5G SA o stand alone, que ya ha comenzado a implementarse en algunas zonas industriales de España, es la etapa más revolucionaria al posibilitar la implementación de futuros servicios como la conducción autónoma, ya que permitirá tener latencias ínfimas en torno a 1 ms.

Noticias relacionadas