Las ventajas fiscales de invertir en fondos de inversión

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

03/07/2019 18:57

Ventajas fiscales de invertir en fondos de inversión

Hablamos con Jorge Ufano, gestor en GPM Bróker, sobre las ventajas fiscales de invertir en fondos de inversión.

En esta nueva miniclase de inversiones, hablamos con Jorge Ufano, gestor de la GPM Bróker, sobre las ventajas fiscales de invertir en fondos de inversión. Para empezar, los reguladores premian esta inversión con una especie de diferimiento fiscal de impuestos. Fórmula de ahorro.

Ufano asegura que si invertimos en acciones sin estas ventajas fiscales, lo que ocurre de cara a Hacienda es que cuando vendemos estas acciones para comprar otra o cambiarlas, estamos obligados a pasar por hacienda y tributar a un tipo de impuesto en porcentaje sobre lo ganado entre el 19 y el 23%. Y esto ocurre con cualquier producto financiero.

Con fondos de inversión, en cambio, hasta que no decidamos vender o retirar nuestro dinero no tenemos que tributar. Por ejemplo, en lugar de vender y volver a comprar, se puede hacer un traspaso de fondos. Si por ejemplo tenemos dinero invertido en fondos en Australia y Europa, pero no nos gusta y queremos invertir en EEUU y Brasil, haríamos un traspaso del fondo anterior al fondo nuevo y no tendríamos que tributar nada a hacienda ese año.

Con las acciones y otros productos financieros, nos puede ocurrir que el primer año, habiendo invertido 100.000€ y ganando 10.000€, pagaríamos a hacienda el 20%. Es decir, pagaríamos 2.000 y nos quedaríamos con 8.000. Si al año siguiente perdemos 10.000 euros, Hacienda no nos va a devolver lo que hemos perdido de más.

Sin embargo, si lo hacemos a través de fondos de inversión y primer año ganamos 10.000€, no tributamos. Si en el segundo año perdemos otros 10.000€ y de cara a Hacienda si ese año necesitamos el dinero y lo tenemos que sacar, estamos a cero y ni ganamos ni perdemos. Esto es una ventaja sobre todo cuando los primeros años empezamos ganando.

En una simulación de un caso simulado, si invertimos 1000€ en 10 años en acciones ganando el 10% anual exponencialmente y cambiando y vendiendo cada año, acabaríamos con ganancias de 1158€, lo que supondría un 115,8%. Si lo hacemos a través de fondos de inversión, esta misma situación nos llevaría a ganar al final de los 10 años 1570€, es decir, una rentabilidad del 157%.

Noticias relacionadas