GESTORAS: ¿Testosterona elevada, inversión arriesgada?

GESTORAS: ¿Testosterona elevada, inversión arriesgada?

Marta Isern

06/03/2018 16:55

Las cualidades que han convertido a Warren Buffett en un gurú de la inversión son más habituales en mujeres inversoras. Ellas son más cautelosas, tienen más paciencia y no suelen entrar en pánico. Pero tienen menos presencia en el sector y carecen de algo que sí tiene Buffett: estar entre los inversores más famosos del mundo. Y es que las mujeres todavía están infravaloradas en las finanzas: sólo el 2% de los activos mundiales están gestionados por mujeres.



"Las mujeres tenemos que quitarnos el tabú de que las finanzas son un mundo de hombres y agresivo", apuntaLola Jaquotot, gestora de renta variable de Trea Asset Management.

¿Son distintos los hombres y las mujeres en la gestión de activos? Por lo general se dice que las mujeres son menos agresivas, pero en realidad no lo son. "Lo único que diferencia las mujeres de los hombres es la prudencia" señala Ana Fernández Sánchez de la Morena, fundadora de AFS Finance Advisors EAFI, quien aclara que esto es debido a la estabilidad en la oxitocina. Por el lado contrario, una testosterona demasiado elevada puede ser peligrosa en la gestión de activos.

Aunque Ofelia Marín-Lozano, CEO de 1962 Capital SICAV, aclara que "las cualidades de un buen gestor no son patrimonio ni del hombre ni de la mujer", señala  Ofelia Marín-Lozano, CEO de 1962 Capital SICAV. Marta Campello Calvo, socia y miembro del equipo de gestión de Abante asesores concuerda con que en la gestión de activos hay que eliminar las etiquetas "y no diferenciar entre hombres y mujeres". 

 

LAS MUJERES INVERSORAS TAMBIÉN ESTÁN INFRAVALORADAS

Las mujeres poseen cada vez más capital y son más independientes. Pero a pesar de eso, las gestoras no prestan suficiente atención a sus necesidades.

En concreto, las mujeres controlan alrededor del 30% de la riqueza total y se espera que su capital crezca un 7% al año, ligeramente por encima del promedio mundial. Aunque la mayor parte de esta riqueza se debe todavía a herencias, lo cierto es que cada vez se debe más a méritos propios. Son datos del último informe de The Boston Consulting Group.

Un estudio que nos dice que estas mujeres también quieren invertir su capital, pero alrededor del 30% se sienten insatisfechas con el trato y la atención que reciben de sus gestores.

Y es que las mujeres inversoras tienen necesidades concretas y toman sus decisiones de manera distinta. La forma en la que eligen un banco, cómo interactúan con él y sus objetivos de inversión también son diferentes. "La mujer inversora pide un asesoramiento personalizado y pide consejo", señala Ana Fernández Sánchez de la Morena, fundadora de AFS Finance Advisors EAFI.

¿Qué demandan? Igualdad de condiciones: quieren la misma atención, los mismos consejos, términos y ofertas que obtienen los hombres. Quieren asesores que les hagan recomendaciones claras y objetivas en función de sus objetivos y perfiles de riesgo.

Es decir, quieren el mismo trato que reciben los hombres, pero no con el mismo enfoque: sus necesidades y expectativas son distintas como clientes, por lo que piden que los gestores adapten sus servicios a las mujeres sin entrar en las promociones condescendientes y artificiales habituales.
Publicidad

Noticias relacionadas